¿Cada cuánto tiempo debemos cambiar nuestro cepillo de dientes?

cambiar cepillo dientes

El cepillo de dientes es una de las herramientas más importantes para mantener una correcta higiene bucodental. A través del cepillado se eliminan los restos de alimentos acumulados en la boca, así como las bacterias responsables de la formación de la placa dental.

Estos pequeños restos se van acumulando con el tiempo en el cepillo de dientes. Por muy buen mantenimiento que hagamos de este, es necesario cambiarlo con cierta periodicidad para asegurar su higiene y su correcta funcionalidad.

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar el cepillo de dientes manual? ¿Es necesario cambiar también el cabezal del cepillo dental eléctrico? Descubre por qué es tan importante este sencillo gesto para que tus dientes y encías estén más protegidos.

¿Por qué hay que cambiar el cepillo de dientes?

Debido al uso diario del cepillo de dientes, es natural que este se desgaste y pierda efectividad. Las cerdas van perdiendo su forma original y con el tiempo comienzan a abrirse. Es por ello, que, cuando se observa este deterioro de las cerdas, es el momento de cambiar, ya sea el cepillo dental o el cabezal del cepillo eléctrico.

Por otro lado, con el uso, las bacterias y gérmenes del interior de la boca se acumulan entre las cerdas del cabezal del cepillo dental. Estos pueden desarrollarse en condiciones adecuadas de humedad, volviendo a la boca posteriormente al usar de nuevo el cepillo. Algunas de estas bacterias son patógenas, responsables de diferentes tipos de enfermedades que pueden afectar a la integridad de las encías, los dientes y también a la salud general. Por esto, es muy importante tomar medidas higiénicas para el correcto mantenimiento de tu cepillo dental y renovarlo cuando es debido.

Crecimiento de bacterias en el cepillo dental

Junto con las bacterias de la boca que pasan al cepillo, en el cuarto de baño se acumulan a diario infinidad de microorganismos que pueden contaminarlo. Sin que nos demos cuenta, las bacterias del inodoro pueden estar presentes en todas las superficies del baño, así como también en el lavabo, donde el cepillo de dientes tiene un mayor riesgo de contaminación.

En unas condiciones de humedad y temperatura idóneas como las del cuarto de baño, las bacterias y otros microorganismos crecen rápidamente. Si además de esto, quedan restos de alimentos en el cepillo dental, pasta de dientes, o se guarda en un lugar cerrado donde no pueda eliminarse bien la humedad, los gérmenes crecen a su aire para después pasar a la boca con cada cepillado.

Entre los microorganismos patógenos que se pueden encontrar en el cepillo dental destacan los estafilococos, estreptococos, Escherichia coli (E. coli), y los virus responsables de la gripe o del herpes labial que se mantienen latentes en el cepillo hasta volver a entrar en contacto con un huésped en el que multiplicarse.

¿Con qué frecuencia cambiar el cepillo de dientes?

Los profesionales de la salud bucodental recomiendan cambiar el cepillo antes de los 3 meses, incluso si se ve en buenas condiciones. Pero sobre todo es necesario cambiarlo por uno nuevo si las cerdas comienzan a abrirse o desgastarse.

El cepillo de dientes tiene una vida útil limitada. No debería usarse durante más de 3 meses, siendo este el plazo máximo para sustituirlo por uno nuevo y en perfectas condiciones.

¿Cada cuánto cambiar el cabezal del cepillo eléctrico?

Lo mismo ocurre con el cabezal del cepillo de dientes eléctrico. Esta pieza debe cambiarse cada 3 meses como máximo, o antes si se ve deteriorada.

¿Cómo hacer un buen mantenimiento del cepillo de dientes?

Además de cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses, hay algunas prácticas que ayudan a mantenerlo en las mejores condiciones higiénicas en el hogar. Reducir la acumulación de microorganismos en el cepillo dental es más fácil cuando se hace un buen uso de este a diario.

  1. Lavarse las manos con agua y jabón antes de cepillarse los dientes evita que los microorganismos de las manos sucias pasen directamente al cepillo.
  2. Desinfectar bien el cepillo tras su uso: para un buen resultado, es ideal sumergir el cepillo de dientes en un vaso con un colutorio que contenga cloruro de cetilpiridinio y clorhexidina, preferiblemente. Transcurridos 30 minutos, enjuagarlo minuciosamente con agua y secarlo adecuadamente.
  3. Al terminar de cepillarse los dientes, es conveniente dejar el cepillo en un lugar ventilado y en posición vertical para que se seque.
  4. Evitar que el cepillo entre en contacto con los cepillos de otros miembros de la familia limita también la transmisión de gérmenes.

Hacer un buen uso y mantenimiento del cepillo de dientes, así como cambiarlo con la frecuencia adecuada mantiene a raya a los microorganismos que se acumulan cada día para cuidar la salud de la boca previniendo caries y enfermedades periodontales.

Descubre nuestros productos de higiene bucodental con CPC

productos con cpc

 

Te puede interesar: ¿Sabías que el cepillo dental puede jugar un papel clave en el contagio y transmisión durante la pandemia del coronavirus?

BIBLIOGRAFÍA

¿Te ha gustado este artículo?
Valóranos

(Votos: 3 Promedio: 3.7)

0 comentarios
PRODUCTOS RECOMENDADOS
CEPILLO KIN DURO
Cepillo KIN Duro
Ver producto
CEPILLO KIN ENCÍAS
Cepillo KIN Encías
Ver producto
Cepillo Dental Ortodoncia
Cepillo KIN Ortodoncia
Ver producto
cambiar cepillo dientes
Descubre nuestra

Leer más