Carillas dentales: 12 recomendaciones para su cuidado

qué son las carillas dentales y recomendaciones para su cuidado

La colocación de las carillas dentales es uno de los tratamientos de estética dental más demandados en los últimos años. Debido a su alta efectividad y sus precios cada vez más asequibles, muchas personas consiguen cambiar el color, la forma y la textura de sus dientes, para lograr la sonrisa que siempre han deseado.

Aunque están compuestas por materiales altamente resistentes, no debemos olvidar que las carillas no son tan fuertes como el propio esmalte dental. Estas también necesitan de unos cuidados específicos para prolongar su duración al máximo.

¿Sabes cómo cuidar las carillas dentales para que se sigan viendo naturales como el primer día? Te damos las mejores recomendaciones para que las pongas en práctica:

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son un tipo de prótesis dental que consiste en una fina lámina adherida a la superficie del diente. A través de ellas se busca corregir el color, la forma o el tamaño de las piezas dentales, mejorando el aspecto de la sonrisa instantáneamente después de su colocación.

Son muchos los tipos de materiales que se utilizan en la fabricación y diseño de las mismas. Entre los más comunes, destacan las carillas de composite, de porcelana o de resina, cada una con diferentes características, ventajas y desventajas que determinarán su elección por parte del paciente.

Cuidados y recomendaciones para las carillas dentales

De la misma forma que es importante cuidar la salud del esmalte dental, las finas láminas de porcelana o composite que forman las carillas precisan de un cuidado extra. Las carillas quedan pegadas a la cara externa del diente a través de un fuerte pegamento. Sin embargo, con el paso del tiempo se pueden desprender o empezar a cambiar su aspecto.

Las carillas de composite duran alrededor de 5 años, mientras que las de porcelana, que son más resistentes, entre 10 y 15 años. Tras evaluarte, será el odontólogo la persona responsable de asesorarte sobre la mejor opción de tratamiento.

Si quieres que tus carillas duren lo máximo posible, cuídalas como tus dientes naturales siguiendo estas recomendaciones:

Evita comida y bebidas con colorantes

Sobre todo, en el caso de las carillas de composite. Estas tienden a mancharse fácilmente cuando se consumen alimentos y bebidas oscuros con frecuencia. El café, el vino tinto, el té, los refrescos de cola, frutos rojos, salsa de soja y el chocolate negro son algunos de los alimentos y bebidas de los que no se debe abusar para que las carillas mantengan su color natural.

Evita alimentos duros y pegajosos

Las carillas se pueden romper debido al consumo de alimentos muy duros, por lo que se recomienda ser muy cuidadoso a la hora de consumirlos y preferiblemente cortarlos o triturarlos usando los dientes posteriores. Los alimentos pegajosos suponen también un gran riesgo para estas, ya que favorecen que se despeguen.

Evita el tabaco

Otra de las sustancias que más pueden oscurecer y alterar el aspecto de las carillas dentales, así como de los propios dientes naturales, es la nicotina del tabaco. Esta puede afectar al tono de las carillas A su vez, el tabaco es muy perjudicial y se aconseja reducir o eliminar por completo su consumo.

Cepillado de dientes

Imprescindible en todos los casos. El cepillado de dientes es primordial para mantener la integridad de las carillas dentales. Estas no están exentas de la formación de biofilm dental y la acumulación de sarro.

La pasta dentífrica GingiKIN B5, con cloruro de cetilpiridinio (CPC) entre otros ingredientes, ayuda a controlar el biofilm dental tanto sobre el esmalte de los dientes naturales como en las carillas.

A su vez, contiene flúor y xilitol que previenen las caries y refuerzan el esmalte dental, además de provitamina B5 y vitamina B3 que tonifican las encías.

Uso de hilo dental

No debemos olvidarnos de la importancia de la limpieza interdental, ya que entre las piezas dentales se acumulan gran parte de las bacterias bucales. El uso del hilo dental, o en su caso, de los cepillos interdentales, asegura una mayor limpieza en toda la boca.

Uso de enjuague bucal

Para terminar la higiene bucodental y proteger la integridad de las carillas, los colutorios son el mejor complemento. El enjuague bucal GingiKIN B5 tras el cepillado ofrece una completa protección antiplaca, fortaleciendo el esmalte y las encías.

Morder objetos duros

Un mal hábito que es totalmente incompatible con el uso de carillas dentales es mordisquear objetos duros de forma recurrente como un bolígrafo. Esta costumbre podría dañar el material, que con el tiempo se hace más frágil y puede romperse o despegarse.

No utilizar los dientes como herramienta

Otro hábito común y perjudicial para los dientes es usarlos para abrir objetos, cortar determinados materiales o sujetar algunas cosas duras y pesadas. Sin darte cuenta, estas pequeñas manías te pueden pasar factura en el esmalte dental, pero sobre todo en tus delicadas carillas.

Tratar el bruxismo

Aquellas personas que padecen de bruxismo, apretando la mandíbula o rechinando los dientes de manera involuntaria, tienen mayor riesgo de rotura en sus carillas. Para evitarlo, el uso de una férula de descarga supone una gran ayuda para tratarlo y evitar el desgaste de las piezas dentales.

Visitar al dentista

Una visita anual al dentista para la correspondiente revisión y limpieza bucodental profesional es otra de las medidas para el cuidado de las carillas dentales. De esta forma es posible detectar cualquier tipo de problema para tratarlo de manera anticipada.

Mantenimiento de las carillas

Adicionalmente, las carillas necesitan su propio mantenimiento según el tipo de material que las compone. Estas revisiones deben hacerse cada 5 a 10 años en función del material por el que esté compuesto la carilla. Durante esta evaluación el profesional valorará su estado y si es necesario su sustitución o algún tipo de tratamiento para mantenerlas en una situación adecuada.

Acudir de urgencia al dentista ante cualquier problema

No dudes en visitar a tu odontólogo lo antes posible si detectas cualquier cambio en la forma o composición de tus carillas. Si por cualquier motivo estas se desprenden, comienzan a moverse, o presentan coloraciones extrañas, es importante actuar a tiempo para evitar daños mayores.

Cuida tus dientes y tus carillas dentales con mucho mimo a través de estas recomendaciones, y durarán intactos por más tiempo. Utiliza los mejores productos para obtener grandes resultados. ¡Lo notarás!

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS
KINCare Enjuague 250ml
KIN CARE Enjuague bucal
Ver producto
GGKB5 COL 500ml
GINGIKIN B5 / KIN B5 Enjuague bucal
Ver producto
Pasta dentífrica GingiKIN B5
GINGIKIN B5 / KIN B5 Pasta dentífrica
Ver producto
Descubre nuestra Guía de prótesis e implantes dentales

Leer más