La sensibilidad dental es un problema muy común que implica molestias o dolor en los dientes cuando entran en contacto con ciertas sustancias y temperaturas. El dolor a menudo es agudo y repentino, pero temporal, y generalmente se centra en uno o varios dientes. Afortunadamente, existen múltiples productos que te pueden ayudar a disminuir las molestias si sufres de dientes sensibles. 

Qué causa la sensibilidad dental

No hay grupos de riesgo para la sensibilidad dentalpuede sucederle a cualquiera. El síntoma más común es un repentino y agudo destello de dolor cuando los dientes están expuestos al aire, al frío, a los alimentos dulces, ácidos o calientes. Algunas personas pueden experimentar sensibilidad dental al cepillarse o usar hilo dental. 

En las piezas dentales sanas, el esmalte protege la capa subyacente de dentina, que es más suave que el esmalte. A su vez, las raíces de los dientes están protegidas por cemento, hueso y encías. Sin embargo, hay ciertas situaciones que provocan que la dentina quede expuesta como, por ejemplo, su desgaste, la recesión de las encías, la caries, los dientes rotos o la erosión de las raíces, entre otros. La dentina es un tejido poroso responsable de transmitir los impulsos nerviosos desde la superficie más externa del diente a la pulpa o nervio dental, es por esto, que, al estar expuesta, se desencadena el dolor en los dientes sensibles ante estímulos.  

La dentina contiene miles de túbulos microscópicos también conocidos como canales, que conducen a la pulpa del diente. Cuando se exponen a ciertos elementos externos, estos túbulos dentinarios permiten que el calor y el frío lleguen al nervio dentro del diente, causando dolor. 

Algunos de los factores que afectan a la sensibilidad dental son los siguientes:

  • Cepillarse demasiado fuerte o usar un cepillo de dientes con cerdas duras. Esto puede desgastar el esmalte y hacer que la dentina quede expuesta. También, si la técnica de cepillado no es la correcta puede producir la recesión de las encías. 
  • Encías retraídas. Sucede a menudo a causa de enfermedades periodontales o mala técnica de cepillado, dejando la dentina expuesta. 
  • Gingivitis. El tejido inflamado y dolorido de las encías puede provocar la exposición de la raíz del diente. 
  • Dientes rotos. Estos pueden llenarse de bacterias procedentes de la placa y causar inflamación en la pulpa del diente. En casos más severos, puede conducir a un absceso o infección. 
  • Rechinar o apretar los dientes. Con frecuencia trae como consecuencia el desgaste del esmalte. 
  • Alimentos ácidos. Si son consumidos en exceso pueden fomentar la erosión del esmalte. 
  • Procedimientos dentales. Los dientes pueden quedar más sensibles tras una limpieza bucal en el dentista, un blanqueamiento, un raspado de raíces, el reemplazo de alguna corona y otros procedimientos de restauración dental. Por lo general, el dolor desaparecerá al pasar un par de días. 

Cómo eliminar la sensibilidad dental

Son muchas las causas posibles que pueden estar generando sensibilidad dental. No existe una opción de tratamiento único que funcione de igual forma para todos.  

Es esencial que, si sufres de sensibilidad dental, visites a tu dentista de confianza para que se realice un correcto diagnóstico de la causa. A, podrá detectar si se debe a una patología que requiere de un tratamiento clínico o si es suficiente tratarla con productos adecuados para disminuir la sintomatología. Si se aborda la razón de la sensibilidad, el tratamiento elegido será más exitoso para disminuir el dolor.  

Cómo disminuir la sensibilidad de los dientes

Algunas de las recomendaciones más habituales son:  

  • Uso de un dentífrico para dientes sensibles. Lo más recomendable es usar una pasta dental fluorada, que además contenga algún agente desensibilizante como el nitrato potásico. 
  • Usar un cepillo de dientes de cerdas suaves. 
  • Evitar los alimentos altamente ácidos. 
  • Usar diariamente un enjuague bucal fluorado acompañado de algún agente desensibilizante. 
  • Evite rechinar los dientes. Es muy recomendable hacer uso de una férula de descarga o protector bucal para evitar el bruxismo. 
  • Acudir al dentista. Las causas de aparición de la sensibilidad dental son diversas, es el dentista quien determinará cuál es el mejor tratamiento para cada situación. 

Productos para la sensibilidad dental

En época de buen tiempo y calor, es normal experimentar una mayor sensibilidad dental al consumir más bebidas frías y, en especial, helados. Si éste es tu caso y estás buscando cómo calmar el dolor de dientes sensibles, estás en el lugar adecuado. 

La gama de productos SensiKIN es ideal para dientes sensibles. Son productos específicos para obtener una higiene bucal óptima y, al mismo tiempo, aliviar los síntomas de la hipersensibilidad. Se compone de pasta dentífrica y enjuague bucal, para un cuidado diario y prolongado; y gel dentífrico y spray bucal para una acción de choque. 

Podrás elegir el tratamiento para dientes sensibles que más se adapte a tus necesidades y que te permita disminuir las molestias. Y, recuerda, debes acudir inicialmente a un profesional de la odontología para que diagnostique cuál es la causa que te provoca dicha sensibilidad y pueda asesorarte de la mejor manera. 

 

Referencias:

https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/expert-answers/sensitive-teeth/faq-20057854

https://www.mouthhealthy.org/es-MX/az-topics/s/sensitive-teeth

https://www.colegiohigienistasmadrid.org/doc/sensibilidad-dental.pdf