A principios de mayo del año pasado, El Salvador sufrió varios movimientos sísmicos en la parte oriental del territorio que tuvieron como resultado la destrucción de varias viviendas.

Debido a esto, funcionarios del gobierno se desplazaron a la zona para poder repartir productos de primera necesidad. Laboratorios KIN trabajó en colaboración con el distribuidor (Integral) en la entrega de productos para mejorar los momentos tan difíciles que pasaban las familias afectadas.