El mal aliento, también conocido como halitosisafecta aproximadamente al 25% de la población mundial. Las causas que lo provocan son variadas, pero en la mayoría de los casos se debe a una mala higiene bucal. Este fenómeno suele causar preocupación, vergüenza o ansiedad a quienes lo padecenpero dependiendo de cuál sea su causa puede ser relativamente fácil de remediar. Desde Laboratorios KIN queremos enseñaros algunos consejos que pueden ayudar a reducir el mal aliento.

Después de las caries y la enfermedad de las encías, la halitosis es la tercera razón más común por la que los pacientes acuden a la consulta del dentista.

Puede resultar muy fácil detectar que tenemos mal aliento o sabor en boca, aún más en estos tiempos en donde el uso de la mascarilla se ha vuelto tan frecuente para todos y hemos sentido nuestro aliento más cercano.  

Seguir algunos consejos y un par de cambios en el estilo de vida, como una mejor higiene dental y dejar de fumar, a menudo pueden eliminar el problema. Sin embargo, si el mal aliento persiste, es recomendable visitar a tu odontólogo de confianza para verificar las causas subyacentes. 

¿Cuáles son las causas del mal aliento?

El olor específico del aliento puede variar según la causa que lo origine. Los motivos por los que aparece la halitosis suelen ser los siguientes: 

  • Fumar. El tabaco, por sí mismo, modifica el aroma bucal. Además, fumar potencia la aparición de enfermedades en las encías que también pueden causar mal aliento. 
  • Restos de comida. La descomposición de las partículas de comida atrapadas entre los dientes puede causar olores. Algunos alimentos fuertes, como la cebolla y el ajo tienen un olor característico que genera mal aliento.  
  • Sequedad bucal. La saliva limpia de forma natural la boca. En caso de no generar suficiente saliva, bien por una enfermedad o por tener tendencia a la deshidratación, es más probable que se produzca una acumulación de olores. 
  • Higiene dental pobre. Un correcto cepilladoel uso de enjuague bucal y del hilo dental aseguran la eliminación de pequeñas partículas de alimentos que pueden acumularse y descomponerse lentamente, favoreciendo la proliferación de bacterias en la boca y generando mal olor. Lo mismo ocurre si llevamos prótesis, las dentaduras postizas que no se limpian de manera adecuada también pueden albergar bacterias que causan halitosis. Se debe recordar en ambos casos que, para que la higiene bucal esté completa, la lengua también debe cepillarse.  
  • Dietas desequilibradas. Una alimentación no equilibrada y pobre en carbohidratos también puede producir halitosis. Esto se debe a que una dieta fundamentada en proteínas y grasas produce cetonas, las cuales tienen un fuerte aroma. 
  • Medicamentos. Algunos tratamientos médicos pueden disminuir la producción de saliva y, por ello, aumentar la posibilidad de que exista mal aliento. Otros medicamentos pueden producir olores a medida que se descomponen y liberan sustancias químicas en el aliento. Las personas que toman suplementos vitamínicos en grandes dosis también pueden ser propensas a padecer halitosis. 
  • Lesiones en boca, nariz y garganta. A veces, se pueden formar pequeños cálculos cubiertos de bacterias en las amígdalas y producir olor. Además, las infecciones o inflamación en la nariz, la garganta o los senos paranasales también generan halitosis. 
  • Enfermedades. Algunos cánceres, la insuficiencia hepática y otras enfermedades metabólicas pueden causar halitosis por la combinación de sustancias químicas que generan. La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) puede causar mal aliento al producirse el reflujo hacia la garganta de los ácidos estomacales. 

Remedios para el mal aliento

Los remedios para el mal aliento dependerán en gran medida del origen de este. Sin embargo, podéis seguir las siguientes recomendaciones: 

  • Cepillado regular, uso de hilo dental y de enjuague bucal. Además, de cepillarse cuidadosamente cada pieza dental también debe cepillarse la lengua, esto ayuda a eliminar las bacterias de su superficie, especialmente tras las comidas. 
  • Visitas periódicas al dentista para realizar revisiones rutinarias y asegurarse de que las dentaduras postizas o aparatos ortodóncicos están bien ajustados y limpios. 
  • Dejar de fumar. 
  • Mantén una buena hidratación bebiendo agua y masticando chicle o caramelos sin azúcar para estimular la producción de saliva.  

Si el mal aliento se debe a un problema de salud como una infección sinusal, diabetes, reflujo, etcétera, debe tratarse el problema médico y el mal aliento desaparecerá. 

En caso de que la halitosis fuera un efecto secundario de la toma de un medicamento, deberás hablar con tu médico para ver si hay otras opciones disponibles que lo sustituyan. Nunca dejes de tomar un tratamiento sin consultarlo antes con el especialista. 

Para los pacientes que sufren xerostomía (sequedad de boca), el dentista puede recetar saliva artificial. 

Productos para el mal aliento

Laboratorios KIN cuenta con la gama KIN Freshque elimina el mal aliento causado por el tabaco, el alcohol, el consumo de determinados alimentos, etc., aportando una prolongada sensación de frescor. Esta gama te ofrece la pasta dentífrica y el enjuague bucal para la rutina de higiene bucodental diaria y además cuenta con un práctico spray bucal cómodo de transportar y que podrás llevar contigo a todas horas para estar siempre fresco. 

Una buena higiene bucal es la clave. Sé constante y no permitas que la halitosis te preceda. 

 

Referencias:

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/bad-breath/symptoms-causes/syc-20350922

https://www.dentaid.es/salud-bucal/halitosis

https://muysaludable.sanitas.es/salud/dental/la-halitosis-un-problema-mas-alla-de-la-boca/#:~:text=Qu%C3%A9%20es%20la%20halitosis%20o,la%20boca%20que%20provocan%20caries.