El uso diario del enjuague bucal es un elemento clave en la rutina de higiene bucodental ¿Te has planteado si el uso que haces es el correcto? Es necesario conocer cómo se debe utilizar el enjuague bucal y cuál es el más adecuado a tus necesidades.

El enjuague bucal o colutorio, es una solución acuosa o hidroalcohólica, que suele contener principios activos eficaces para eliminar las bacterias de la boca (dientes, encías y mucosas). Su función es complementar la labor del cepillado, aportar frescor, alcanzar lugares inaccesibles con el cepillo y permanecer durante más tiempo en la cavidad oral.

Algunas personas usan el enjuague bucal para evitar el mal aliento, combatir la gingivitis o bien para prevenir la caries dental. En cualquier caso, el enjuague bucal nunca puede reemplazar al cepillado o al uso del hilo dental. Además, su eficacia está directamente relacionada a su correcta utilización.

Uso del enjuague bucal

Es recomendable leer antes de su uso el modo de empleo, si bien el más común es el siguiente:

Cepillarse los dientes

La higiene bucal se fundamenta principalmente en el cepillado dental. Es indispensable realizar un correcto cepillado y posterior uso del enjuague, para conseguir una completa y adecuada higiene bucal.

Cuando se utilicen enjuagues con ingredientes antisépticos, como la clorhexidina, es recomendable utilizar pastas de dientes sin componentes que interfieran con estos antisépticos. Por este motivo es recomendable utilizar pastas dentífricas de la misma familia que el enjuague bucal. También se debe evitar tomar cualquier bebida o comida hasta media hora después de haberse enjuagado, permitiendo así que el producto realice su efecto durante más tiempo.

Cuánto enjuague bucal emplear

Usa solo la cantidad de enjuague bucal que se indica en las instrucciones de uso del producto, que suele ser de 10-15 ml. Se recomienda no diluir los enjuagues bucales en agua, a menos que así lo indique su modo de empleo, pues puede verse afectada la eficacia del producto.

Enjuagarse bien

Una de las claves para hacerlo correctamente, es realizar buches con el producto durante un tiempo adecuado. La mayoría de los enjuagues bucales recomiendan entre 30 segundos y un minuto. Es importante no tragarse el líquido pues los enjuagues bucales no están diseñados para ser ingeridos.

Cuándo usar enjuague bucal

Se recomienda utilizarlo 2 o 3 veces al día después del cepillado dental, para conseguir resultados eficientes.

Dependiendo del tipo de enjuague que estés utilizando el modo de empleo puede variar, así como el tiempo de uso. Esto ocurre porque existen colutorios que pueden ser utilizados diariamente como parte de tu rutina de higiene bucal y otros, más terapéuticos que solo pueden emplearse un tiempo determinado.

Tipos de enjuagues bucales

Las formulaciones de los enjuagues bucales varían en función del propósito para el que esté destinado. Puedes utilizar enjuagues bucales de uso diario y terapéuticos.

En función de los agentes terapéuticos que contenga la solución utilizada, el colutorio puede presentar diversas acciones:

  • Remineralizadora anticaries (fluoruro sódico, monofluorofosfato de sodio, fluoruro de estaño, fluoruro de amina, fluoruro de fosfato dibásico de calcio).
  • Preventiva de la enfermedad periodontal (clorhexidina, triclosán, hexetidina, sanguinaria, timol, eucaliptol, derivados de amonio cuaternario).
  • Acción contra la hipersensibilidad (cloruro de estroncio, lactato de aluminio, nitrato potásico).
  • Efecto antihalitosis (clorofila, triclosán, clorhexidina, bicarbonato sódico, dióxido de cloro).
  • Higiene y protección Infantil (fluoruro sódico, xilitol, glicerofosfato cálcico).

En Laboratorios KIN contamos con una amplia gama de enjuagues bucales adaptados para cubrir las necesidades de toda la familia:

  • FluorKIN Anticaries: Ideal para complementar la rutina de higiene bucal diaria. Actúa previniendo la formación de la caries dental, como agente antiplaca y además proporciona un agradable aliento fresco.
  • FluorKIN infantil: Previene la aparición de la caries y fortalece el esmalte dental de los más pequeños. Su delicioso sabor a fresa hace más fácil su utilización diaria.
  • GingiKIN B5: Es una línea completa indicada para el cuidado diario. Ayuda a controlar el biofilm dental, fortalece y tonifica las encías gracias a su acción antioxidante y revitalizante, previene la caries y refuerza el esmalte dental.
  • KIN Gingival Complex: Su fórmula contiene digluconato de clorhexidina y Alpantha, un complejo formado por provitamina B5 (pantenol) y alantoína, que aumenta el efecto de ambas sustancias. Su uso promueve la reducción del biofilm dental, refuerza y tonifica las encías delicadas. Es ideal para la higiene bucal en procedimientos periodontales.

Precauciones al emplear enjuague bucal

Es muy importante seguir las indicaciones de uso establecidas por el profesional que prescribe o bien por el fabricante.

El empleo excesivo o erróneo de enjuagues que contengan clorhexidina puede provocar tinciones amarillentas en dientes, lengua y mucosas orales. Del mismo modo, el uso de colutorios con alcohol puede afectar los niveles de segregación salivar.

Por último, no se recomienda el uso de enjuagues bucales en niños menores de 5 años por el riesgo de que lo ingieran.