La sensibilidad dental, ¿tiene solución?

Causas sensibilidad dental

La sensibilidad dental es un problema cada vez más común entre la población joven y adulta, afectando a 1 de cada 7 adultos de entre 18 a 40 años.

Sin embargo, a diferencia de lo que a veces se piensa, la sensibilidad dental se puede prevenir y tratar. El primer paso es detectar la raíz del problema para encontrar el tratamiento más eficaz según las necesidades de cada paciente. Nuestras líneas Cariax Desensibilizante y SensiKIN ofrecen cuidados específicos en situaciones de sensibilidad dental.

¿Qué es la sensibilidad dental?

También conocida como hipersensibilidad dentaria, consiste en un dolor agudo que se produce en una zona concreta de la boca. Se nota como un pinchazo breve pero muy incómodo, provocado por un estímulo externo como puede ser el contacto con frío o calor directamente sobre el diente.

Si bien las piezas dentales suelen estar protegidas ante este tipo de sensaciones incómodas, cuando la parte interior del diente, la dentina, queda desprotegida y entra en contacto con cualquier estímulo externo, se produce un dolor que puede variar en cuanto a intensidad y duración.

La dentina es el tejido del diente que se encuentra debajo del esmalte y contiene miles de túbulos dentinarios, que de alguna manera conectan la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas que se encuentran en su interior. Cuando la dentina está expuesta, los estímulos externos como el frío o calor son percibidos por el nervio del diente produciendo sensibilidad dental.

Según la definición que hace el Colegio de Higienistas de Madrid de la hipersensibilidad dentinaria, los estímulos externos que la producen pueden ser térmicos, químicos o táctiles. El nivel de sensibilidad varía según el tipo y la localización del daño en el esmalte dental.

Los síntomas más comunes

¿Cómo puedo saber si tengo sensibilidad dental para actuar en consecuencia? El tipo de dolor o molestia que presenta esta afección es fácilmente reconocible.

El síntoma más común para la detección de la sensibilidad dental es la aparición de un dolor intenso y localizado. Este se presenta como una punzada muy molesta, como respuesta a un estímulo externo, o incluso espontáneo.

Causas de la sensibilidad dental

Aunque existen factores genéticos que hacen que algunas personas tengan mayor predisposición a sufrir sensibilidad en los dientes, la gran mayoría de causas se relacionan con el estilo de vida y los hábitos de higiene bucal diaria.

Entre las causas principales de sensibilidad dental en la población joven destacan las siguientes:

  • Cepillado dental incorrecto, aplicando una elevada presión que provoca desgaste del esmalte dental o retracción de la encía.
  • Uso de pastas dentales altamente abrasivas, que pueden desgastar el esmalte y exponer la dentina.
  • Tratamientos de blanqueamiento dental que aumentan la sensibilidad durante un periodo determinado.
  • Consumo de alimentos y bebidas de elevada acidez, como zumos, refrescos y otras bebidas azucaradas o carbonatadas.
  • Reflujo gastroesofágico que acidifican la cavidad oral, dañando el esmalte.
  • Desgaste de las piezas dentales debido al bruxismo o rechinado de los dientes.
  • Caries o roturas del diente que dejan expuesta la dentina.
  • Empastes desgastados.

De la misma forma, es frecuente sufrir de una hipersensibilización dental tras un tratamiento odontológico como puede ser una cirugía mucogingival, una ortodoncia o la colocación de un empaste. Este tipo sensibilidad es pasajera y va cesando con el paso de los días.

¿Cómo evitar los dientes sensibles?

Según la causa principal que la provoca, son muchos los tratamientos de prevención a los que poder recurrir para evitar ese dolor dental tan molesto.

Una de las primeras medidas es asegurar una correcta higiene bucodental.

Poniendo en práctica la técnica de cepillado más correcta, así como el uso de una pasta dentífrica no abrasiva para no dañar el esmalte ni provocar la retracción de las encías.

También es importante para cualquier paciente que padezca sensibilidad dental el seguir una dieta baja en alimentos y bebidas azucaradas, así como limitar el consumo de alimentos ácidos.

Productos KIN para el cuidado de la sensibilidad dental

La línea Cariax Desensibilizante KIN, previene y combate la hipersensibilidad dental al frio o al calor. Cuenta con una pasta dental y un enjuague bucal pensados especialmente para el cuidado diario de dientes sensibles, incluye flúor en su formulación que brinda protección al esmalte.

Para un cuidado más específico, KIN tiene a tu disposición el gel dentífrico SensiKIN y el spray bucal SensiKIN, que además de permitir una cómoda aplicación en la zona afectada, proporcionan una acción rápida y efectiva.

Sea cual sea la causa de la sensibilidad dental, existe una solución concreta para luchar contra ella, evitando que se convierta en un problema del día a día. ¡Encuentra el mejor tratamiento y olvídate de los dientes sensibles!

BIBLIOGRAFÍA

¿Te ha gustado este artículo?
Valóranos

(Votos: 3 Promedio: 3)

0 comentarios
PRODUCTOS RECOMENDADOS
SensiKin Enjuague bucal 500ml
SENSIKIN Enjuague bucal
Ver producto
CARIAX DESENSIBILIZANTE ENJUAGUE BUCAL
CARIAX DESENSIBILIZANTE Enjuague Bucal
Ver producto
SensiKin SPRAY
SENSIKIN Spray bucal
Ver producto
Descubre nuestra Guía de cuidado de las encías

A través de esta guía sobre el cuidado de las encías encontrarás toda la información para mantener tu boca y encías saludables. Analizamos cuáles son las principales enfermedades que afectan a las encías, cómo prevenirlas y tratarlas. Descubre cuáles son los mejores tratamientos para combatir la gingivitis y la periodontitis, y qué cuidados necesita cada tipo de encías.

Leer más