Desde Laboratorios KIN hemos recopilado en este artículo algunos consejos básicos que te recomendamos seguir para el cuidado de prótesis dentales extraíbles.

Las prótesis dentales extraíbles, también denominadas removibles, son piezas artificiales destinadas a reemplazar dientes y tejidos adyacentes, con la particularidad de que pueden colocarse y retirarse a voluntad en cualquier momento.

Su finalidad es múltiple: restablecer una correcta masticación que facilite la deglución de los alimentos, mejorar la estética dental y, en determinados casos, el habla del portador.

Las prótesis dentales removibles se elaboran de acuerdo con las necesidades y características anatómicas orales de cada persona, por lo que son piezas únicas que deben conservarse adecuadamente.

Fijación de las prótesis dentales extraíbles

Es fundamental el uso de una buena crema fijadora de la prótesis dental que asegure una sujeción firme y duradera, de tal manera que su portador se sienta cómodo y seguro durante las comidas.

Por lo general, la crema fijadora se aplica en tres o cuatro puntos de la parte interna de la prótesis y se fija presionando con los dedos durante unos segundos.

Para contribuir a un buen cuidado de la prótesis dental, esta no debe moverse ni desprenderse tras la aplicación de la crema fijadora en ningún caso.

Una mala fijación favorece que restos de alimentos queden atrapados entre la prótesis y la encía, con lo que se generan las circunstancias idóneas para el desarrollo de microorganismos causantes del mal aliento.

La limpieza: un básico en el cuidado de prótesis dentales extraíbles

La prótesis dental removible debe lavarse después de las comidas con un cepillo especial, con el fin de retirar mecánicamente los restos de los alimentos y evitar la formación de sarro.

La limpieza debe extremarse en las partes metálicas de la prótesis.

Por otra parte, es muy importante utilizar con regularidad tabletas limpiadoras efervescentes con oxígeno activo para eliminar las manchas producidas por el consumo de café, té o tabaco y el biofilm adherido a la superficie de la prótesis.

El uso de estas tabletas limpiadoras permite limpiar cómodamente las partes más difíciles o inaccesibles para el cepillo.

Su modo de empleo es muy sencillo. Habitualmente, basta con mantener la prótesis dental sumergida en agua tibia, en un vaso u otro recipiente similar, durante un tiempo no inferior a diez minutos. Posteriormente, se aclara con agua y se vuelve a colocar con la ayuda de la crema fijadora.

La falta de limpieza de las prótesis dentales removibles puede causar distintos problemas, siendo los más habituales la inflamación de las encías o la aparición de caries y sarro.

Algunos consejos útiles para personas con prótesis dentales removibles

  • Inicialmente mastique con cuidado alimentos de poca consistencia.
  • Utilice una crema fijadora con adhesivo extrafuerte.
  • Lave la prótesis después de cada comida con la ayuda de un cepillo dental para prótesis, agua y jabón neutro.
  • Limpie diariamente la prótesis con tabletas limpiadoras efervescentes.
  • Cepille con suavidad el paladar y la mucosa bucal en contacto con la prótesis.
  • Retire la prótesis por la noche para permitir el descanso de los tejidos sobre los que se sustenta.
  • Manipule con cuidado su prótesis: son frágiles.
  • Acuda al dentista si necesita un reajuste o corrección de la prótesis o le produce dolor.

Desde Laboratorios KIN te animamos a seguir estos consejos básicos para el cuidado de prótesis dentales extraíbles o removibles. En nuestra web puedes encontrar toda la información sobre los productos KIN especialmente indicados para ti. Si quieres estar al día de nuestros consejos, también puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram.