La higiene oral en la adolescencia es fundamental. Esta es una de las etapas de la vida en la que existe un mayor riesgo de problemas dentales. Desde la pubertad, se producen cambios psicológicos, hormonales, etc. que propician la aparición de caries, gingivitis y/o traumatismos. El estilo de vida, la dieta,  y la falta de medidas de higiene bucodental adecuadas, además de la adquisición de algunos hábitos nocivos como el tabaco y el alcohol, hacen que el cuidado oral de los adolescentes sea una ardua tarea para los padres. 

¿Qué podemos hacer para potenciar la higiene oral en la adolescencia?

Cada edad tiene sus motivaciones y los adolescentes, en general, son muy sensibles a su apariencia personal. Muchos se cepillan los dientes para evitar la suciedad visible y el mal aliento, pero pocos los cuidan para evitar la caries o los problemas de encías. La mejor manera de ayudarles es enseñándoles que la correcta higiene les proporcionará no solo una sonrisa bonita sino una mayor autoestima, y de esta manera unimos el cuidado bucodental con la estética.

A continuación se ofrecen algunos consejos básicos para mejorar la salud dental de nuestros adolescentes.

Consejos para mejorar la salud dental

1.- Limitar el consumo de bebidas gaseosas: el azúcar de los refrescos pueden causar caries y los aditivos ácidos erosionar y dañar el esmalte dental.

2.- Evitar los piercings en la boca: este tipo de accesorios pueden fracturar el esmalte dental.

3.- Seguridad en el deporte: usar un protector bucal ayuda a prevenir posibles lesiones dentales.

4.- Hábitos saludables: además de que una alimentación sana nos ayuda a prevenir enfermedades bucodentales, el consumo de agua limpia el exceso de bacterias y los restos de comida en los dientes.

5.- Cepillado correcto: realizar un profundo cepillado con un dentífrico fluorado, dos veces al día y utilizando el hilo dental. 

6.- Evitar el uso de blanqueadores: se recomienda visitar al especialista para un asesoramiento personalizado ya que, dependiendo de la edad en la que se encuentre el adolescente, la pulpa del diente puede no estar formada, lo que propiciará mayor sensibilidad si se usan productos blanqueadores de forma indebida.

7.- Visitar al dentista: al menos dos veces al año (revisión e higiene). 

Con unos buenos hábitos de higiene oral en la adolescencia y la visita regular al dentista podremos mantener una buena salud dental. Además, Laboratorios KIN dispone de gamas de productos para facilitar su higiene oral diaria.

Te animamos a compartir este artículo con tus amigos y familiares. Si quieres estar al día de nuestros consejos, también puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram.