Estrés y dolor de dientes, ¿cómo están relacionados?

estrés y dolor de dientes

Debido al actual estilo de vida, uno de los principales motivos del dolor de dientes es el estrés. Los síntomas de ansiedad en muchas personas se manifiestan a través de diferentes patologías bucales, como son el bruxismo, la inflamación de la articulación temporomandibular, e incluso la enfermedad periodontal.

¿A qué se debe este dolor de dientes relacionado con el estrés? ¿Cómo afecta a la salud bucodental? Descubre cómo se manifiesta el estrés habitualmente en la cavidad bucal, los síntomas más comunes, cómo prevenirlo y tratarlo de la manera más adecuada.

¿Qué relación tienen el estrés y el dolor de dientes?

El estrés tiene consecuencias muy negativas para la salud. Este se puede manifestar de múltiples maneras en el cuerpo, siendo una de las más comunes el dolor de dientes por nervios.

De manera habitual, las personas que sufren de estrés o que están pasando por una época de ansiedad notan que los dientes, la mandíbula y las encías sufren diferentes dolencias. Es frecuente que el estrés y dolor de dientes vayan de la mano, aumentando con el paso del tiempo si no se pone solución al problema.

En la mayoría de pacientes que sufren de dolor de dientes por estrés, la principal causa es el rechinado de los dientes o la presión ejercida al apretar la mandíbula. La persona afectada no es consciente de estos hábitos, que pueden deteriorar la salud de los dientes y las encías con el paso del tiempo.

¿Cómo afecta el estrés a la salud bucodental?

Debido al estrés, suele ocurrir que los dientes superiores pasan más tiempo en contacto con los dientes inferiores. En una posición saludable y relajada existe cierta separación entre la arcada superior e inferior, evitando la tensión en la articulación y la superficie de los dientes.

Al producirse fricción entre los dientes se produce un constante desgaste del esmalte. Este desgaste deriva en un aumento de la sensibilidad dental, mayor probabilidad de formación de caries, y, en definitiva, dolor en los dientes al quedar la dentina al descubierto.

El estrés puede afectar a la salud de dientes y encías de diferentes maneras. Prestar atención a posibles manifestaciones del estrés en nuestra cavidad bucal y acudir al dentista de forma periódica, permite en la mayoría de los casos detectar los primeros signos del estrés, previniendo la aparición de dolencias o su empeoramiento.

Bruxismo por estrés

Una de las principales causas del bruxismo es el estrés. Este se manifiesta a través de una tensión nerviosa en la boca, aumentando la presión entre los dientes superiores e inferiores.

El problema del bruxismo es que puede pasar desapercibido, sobre todo cuando se trata de bruxismo nocturno. Entre los síntomas más comunes destaca el desgaste de las piezas dentales, la aparición de fisuras en el esmalte, el dolor de dientes por deterioro, y gran tensión en la articulación de la mandíbula.

Gingivitis por estrés

Otro de los trastornos más frecuentes asociados al estrés es la aparición de enfermedades periodontales. Comenzando por una gingivitis o inflamación de las encías, que con el paso del tiempo puede derivar en inflamación crónica y extenderse a las estructuras que dan soporte al diente (periodonto), llegando a producir la destrucción del hueso.

Este proceso inflamatorio va acompañado de encías enrojecidas, sangrado y molestias frecuentes en la boca. Cuando se produce la retracción de las encías, la dentina queda al descubierto, aumentando la sensibilidad dental en los pacientes afectados.

Aftas bucales por estrés

Ante una situación de estrés mantenida, los niveles de cortisol, la hormona del estrés, se disparan por encima de lo saludable. El sistema inmune se ve afectado, aumentando el riesgo de que aparezcan aftas o heridas bucales en las encías, la lengua y la mucosa.

Estas lesiones con forma redondeada y de aspecto blanquecino son muy molestas y pueden dificultar la realización de actividades diarias como hablar, comer o llevar a cabo una correcta higiene bucodental.

Trastornos de la articulación temporomandibular

El estrés va acompañado de la tendencia a apretar la mandíbula, afectando directamente a la articulación temporomandibular. Esta articulación es la responsable de unir la mandíbula con el maxilar superior y está situada en la zona anteroinferior respecto a las orejas.

Los problemas para abrir y cerrar la boca, bloqueo de la mandíbula, dolor en la sien, cefalea e incluso dolor cervical, pueden ser síntomas evidentes de estrés. Suelen ir acompañados de dolor de dientes, o desembocar en un aumento de la sensibilidad dental, debido al desgaste progresivo de los dientes y los daños que estos sufren.

Caries por estrés

Estrechamente ligado al estrés está el aumento de la probabilidad de aparición de caries dental. En un estado avanzado de la caries dental aparece dolor intenso en el diente, cuando la infección alcanza la dentina o el nervio.

El dolor de dientes por caries comienza al entrar en contacto con alimentos muy fríos o calientes. Poco a poco los tejidos del diente se van destruyendo, intensificándose el dolor si no se pone remedio de inmediato.

¿Cómo cuidar la salud bucodental?

La manifestación del dolor de dientes por estrés suele darse cuando el nivel de afectación de las piezas dentales es elevado. Por este motivo es importante acudir al dentista con cierta regularidad, con el fin de detectar a tiempo los síntomas de estrés antes de que sean graves.

Seguir una alimentación saludable, realizar ejercicio físico, dormir adecuadamente, y dejar de lado los hábitos nocivos son otras de las pautas para evitar el estrés y el dolor de dientes asociado.

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS
CARIAX GINGIVAL / KIN GINGIVAL ENJUAGUE BUCAL
CARIAX GINGIVAL / KIN GINGIVAL Enjuague bucal
Ver producto
CARIAX DESENSIBILIZANTE PASTA DENTÍFRICA
CARIAX DESENSIBILIZANTE Pasta dentífrica
Ver producto
Descubre nuestra Guía de cuidado de las encías

A través de esta guía sobre el cuidado de las encías encontrarás toda la información para mantener tu boca y encías saludables. Analizamos cuáles son las principales enfermedades que afectan a las encías, cómo prevenirlas y tratarlas. Descubre cuáles son los mejores tratamientos para combatir la gingivitis y la periodontitis, y qué cuidados necesita cada tipo de encías.

Leer más