La importancia de la higiene oral en el paciente geriátrico

Autor: Gianfranco Panzironi

Doctor en Higiene Bucodental

Universidad de Roma

higiene oral paciente geriátrico

Con el aumento de la esperanza de vida y de las condiciones psicofísicas cada vez mejores de las personas, podemos decir que el concepto de vejez ha cambiado considerablemente en comparación con las generaciones anteriores. Entre los cambios favorables que han permitido una mejora en las condiciones de vida de las personas mayores de 65 años destacamos una mayor atención a una nutrición adecuada, un mejor estilo de vida y una mayor higiene que, junto a mejoras en el campo de la medicina, han permitido mantener un buen estado de salud en las personas, incluso en pacientes con polienfermedades crónicas.   

Por otro lado, la actual pandemia de la COVID-19 nos está demostrando que son las personas de más de 60 años y que padecen comorbilidad, el grupo especialmente vulnerable ante la mayoría de las enfermedades, presentando también un peor pronóstico (1).  

Para protegernos nosotros mismos y a los demás hemos aprendido a adoptar precauciones sencillas como llevar mascarillas, mantener el distanciamiento físico, lavarse las manos con frecuencia y mantener una buena ventilación de los ambientes. De hecho, la gran lección que la COVID-19 ha enseñado a todo el mundo es la importancia de la prevención y que sin higiene no hay salud.  

Como profesionales de la odontología, nosotros higienistas bucodentales y odontólogos, siempre hemos dado un gran valor al concepto de prevención primaria y más hoy en tiempo de pandemia.  

En tema de salud oral, ¿Cuál es la actual fotografía de la población mayor hoy?

Paralelamente a la mejora del bienestar de las personas mayores, la salud de la cavidad bucal también ha tenido sus efectos positivos en comparación con la de décadas anteriores. La población anciana conserva más dientes y tiene siempre una buena motivación para mantener y mejorar la higiene oral. Por lo tanto, odontólogos e higienistas tendrán un papel muy importante frente la creciente demanda de servicios para los pacientes.

Las caries y la enfermedad periodontal siguen siendo las principales causas de la pérdida de dientes en las personas mayores y a menudo, estas enfermedades están asociadas a condiciones como barreras económicas (limitados recursos para una rehabilitación protésica), una reducida capacidad masticatoria y una disminución de las relaciones sociales (2). 

Las revisiones periódicas en la clínica son muy importantes para controlar el estado de salud de los pacientes, renovar la motivación a una adecuada higiene oral y actuar con protocolos de prevención con el objetivo de interceptar posibles problemas antes que estos se manifiesten y así debemos comunicarlo a nuestros pacientes en la clínica dental. 

También en casos de edentulismo parcial o total es fundamental acudir al dentista con regularidad para evaluar el estado de tejidos blandos y de la condición de la prótesis. Un control de pocos minutos es suficiente para detectar lesiones precancerosas y alteraciones de las funciones masticatorias que, detectadas a tiempo, suelen tener buen pronóstico.

Como profesionales, debemos tener en cuenta que, los portadores de prótesis removibles en muchos casos se lamentan por problemas de incomodidad, dolor, falta de retención y estabilidad de la prótesis. Una prótesis inestable reduce la capacidadmasticatoria, conlleva una alteración del habla, provoca en el paciente una sensación de inseguridad, influyendo negativamente en las relaciones sociales. La reabsorción del hueso es la causa principal de la dificultad de mantener la prótesis in situ y esto determina insatisfacción y frustración, sobre todo en el momento de comer.

El uso de una crema fijadora aumenta significativamente la fuerza de adhesión de la prótesis en la cavidad oral, la capacidad masticatoria y en general la calidad de la vida de la persona (3). 

Es oportuno, por lo tanto, recomendar a los pacientes el uso de una crema fijadora como KIN Oro, para prótesis dentales. Es deber de odontólogos e higienistas conocer las características de los fijadores para proveer información sobre un correcto uso por parte de los pacientes con el objetivo de lograr el máximo resultado de eficacia del producto. 

En nuestro caso, hemos probado Kin Oro Extraforte crema, un fijador que se interpone entre la base de la prótesis y la mucosa actuando como adhesivo sin crear un espesor o producir cambios de posición de la prótesis en la boca. En la composición del material encontramos polímeros sintéticos (Calcium/Sodium PVM/MA Copolymer, Cellulose Gum) que en ambiente húmedo y en presencia de la saliva, se expanden en las zonas donde no hay contacto entre las dos superficies e impide la entrada de aire y comida. Otro componente que tiene una función lubrificante es la parafina líquida y forma la base de la crema junto al Petrolatum, que tiene propiedades plastificantes. Por último, el extracto de camomila confiere efectos beneficiosos a la mucosa y un sabor agradable al producto.

La adhesión resulta efectiva en prótesis de resina acrílica (PMMA) y materiales flexibles (poliamida) y la duración de la fijación puede durar hasta 12 horas. 

Es muy importante seguir las instrucciones de uso y explicar al paciente que una cantidad excesiva de producto fijador no produce una mayor adhesión y que es suficiente poner 2-3 puntos o líneas según el diseño de la base de la prótesis. Otro pequeño detalle es informar al paciente de que hay que presionar la prótesis con los dedos en la zona donde hay dientes en acrílico, de manera que la crema se disponga uniformemente entre las dos superficies y cumpliendo el efecto “sellado”. 

Al retirar la prótesis, antes de dormir, es muy importante eliminar completamente cada residuo de fijador de la base de prótesis. Esto no es solo una cuestión de higiene, sino funcional, ya que cada capa de crema residual aumenta la Dimensión Vertical de la oclusión (DV), los sitios donde el biofilm se puede adherir y crear un reservorio de microorganismos patógenos que pueden afectar los tejidos de la cavidad oral (4).   

¿Qué consejo podemos dar a nuestros pacientes para mantener una perfecta higiene de las prótesis?

Para una higiene completa y segura de las prótesis es oportuno adoptar una combinación de métodos mecánicos y químicos para eliminar residuos de comida, manchas y prevenir la formación de biofilm y sarro. Es imprescindible limpiar las prótesis diariamente y, con respecto a la técnica mecánica, se debe utilizar un cepillo específico para las prótesis parciales o completas removibles, diseñado con dos distintos cabezales para pulir las superficies externas e internas de la prótesis. Entre los métodos de limpieza química, los peróxidos alcalinos son los limpiadores de más uso extendido para las prótesis dentales removibles e incluso aparatos de ortodoncia y férulas de descarga.

El producto Kin Oro Tabletas Limpiadoras, se presenta en formas de tabletas efervescentes y, una vez disueltas en agua, se transforman en soluciones alcalinas de peróxido de hidrógeno. Este tipo de limpiador combina detergentes alcalinos para reducir la tensión superficial y disolver los restos de grasa y residuos de comida (Sodium Lauryl Sulfate), y agentes que desprenden oxígeno de la solución (Potassium Peroxymonosulfate). Se considera que la presencia del Carbonato Sódico (Sodium Carbonate) libera burbujas de oxígeno que se desprenden de manera tumultuosa cumpliendo una acción adicional de limpieza,de forma mecánica, llegando a puntos de la prótesis donde es más difícil llegar con el cepillo (por ejemplo, en las zonas de los ganchos o entre los espacios interproximales de los dientes en PMMA.

En la composición del producto Kin Oro Tabletas Limpiadoras encontramos otro ingrediente, el Ácido Cítrico (Citric Acid), que contrasta y previene la formación de sarro. Ese aspecto es relevante para un buen mantenimiento de las prótesis, porque, como profesionales, observamos diariamente residuos de sarro en las prótesis que resultan muy difícil de eliminar una vez formados.

Por lo tanto, a la hora de ir a dormir: se retira la prótesis, se higieniza como anteriormente se ha explicado, se seca y se guarda en la caja para guardar prótesis. Al día siguiente, antes de colocarla en boca, se humedece con agua.

El mantenimiento de la prótesis siempre será el mismo tanto para personas autónomas, con deterioro cognitivo o encamados (5).

En fin, volvemos al concepto clave que es la prevención y tenemos que ser conscientes que en manera muy sencilla, rápida y eficaz podemos informar, ayudar y evitar muchos problemas a nuestros pacientes.  

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS
Descubre nuestra Guía de cuidado de las encías

A través de esta guía sobre el cuidado de las encías encontrarás toda la información para mantener tu boca y encías saludables. Analizamos cuáles son las principales enfermedades que afectan a las encías, cómo prevenirlas y tratarlas. Descubre cuáles son los mejores tratamientos para combatir la gingivitis y la periodontitis, y qué cuidados necesita cada tipo de encías.

Leer más