Novedades en la práctica del tratamiento periodontal

novedades tratamiento periodontal

Gracias a los incesantes avances en odontología, el tratamiento de la enfermedad periodontal ofrece cada vez más beneficios para todos los pacientes. En la actualidad, las técnicas periodontales consiguen resultados clínicos y estéticos cada vez más satisfactorios, permitiendo una pronta recuperación del estado de salud. 

Además del trabajo del profesional en odontología que realiza el tratamiento, el paciente es responsable del cuidado de su propia salud y debe seguir correctamente las indicaciones posteriores para prevenir cualquier tipo de complicaciónA continuación, analizamos cuáles son las novedades y recomendaciones para prevenir y controlar las enfermedades periodontales y periimplantarias en la consulta y también en casa. 

Prevalencia actual de las enfermedades periodontales 

La responsabilidad de los profesionales sanitarios es mantenerse constantemente informados sobre las últimas prácticas en el sector periodontal. Aprender las mejores técnicas y aplicarlas en sus pacientes, es el día a día de los dentistas que buscan el bienestar de la población general. 

La primera clasificación de las patologías periodontales se llevó a cabo en el año 1977. Desde entonces, los cirujanos dentistas, periodoncistas e higienistas han participado de manera activa en la investigación de la prevalencia de estas enfermedades en cada grupo de población. 

Una nueva clasificación de la patología periodontal surge del conocimiento compartido por cientos de profesionales especializados en su tratamiento. Gracias a ellos es posible introducir nuevos tratamientos y recomendaciones, adecuándolos a cada perfil de paciente para lograr mejores resultados. 

Clasificación de la patología periodontal 

Según el sistema desarrollado por la Asociación Dental Americana en base a la severidad de la enfermedad, existen diferentes niveles de patología periodontal. Es de suma importancia conocer los tipos de patología periodontal en la clínica odontológica, con el fin de aplicar el tratamiento correcto: 

  • Gingivitis (tipo 1); presencia o no de sangrado en la encía, con comienzo de proceso inflamatorio. 
  • Periodontitis leve (tipo 2); sangrado presente en la fase activa, con pérdida de inserción de hasta 4 mm y áreas localizadas de recesión. 
  • Periodontitis moderada (tipo 3); pérdida de inserción de 4 a 6 mm, sangrado al sondaje y movilidad dental leve. 
  • Periodontitis avanzada (tipo 4); sangrado evidente al sondaje, pérdida de inserción de más de 6 mm, movilidad dental y posible pérdida ósea. 

Enfermedades periimplantarias 

Además de las enfermedades periodontales, en la actualidad es necesario prestar atención a la evolución de los tratamientos implantológicos de los pacientes. La colocación de implantes dentales se ha disparado en los últimos años gracias a su elevada efectividad, mejorando la calidad de vida de los pacientes. 

Sin embargo, estos no están exentos de complicaciones. Las enfermedades periimplantarias son aquellas afecciones que aparecen alrededor de 5-7 años después de la colocación de los implantes, conllevando la afectación de los tejidos que rodean el implante. 

Estas se pueden dividir en dossegún su severidad: 

  • Mucositis. Supone una primera fase de la enfermedad, con síntomas similares a la gingivitis, localizados alrededor de los implantes. Se caracteriza por la inflamación y el sangrado de los tejidos gingivales. 
  • Periimplantitis. En un estado más avanzado, se aprecia una enfermedad similar a la periodontitis, con pérdida de hueso y daños más importantes en los tejidos de alrededor del implante. 

Ante estos problemas derivados de la colocación de implantes, o para mejorar los síntomas que acompañan a la patología periodontal, hay una serie de medidas y recomendaciones por parte de los profesionales que se pueden llevar a cabo fácilmente en el hogar. 

Control del biofilm dental 

Una de las medidas más importantes para evitar tanto las enfermedades periodontales como las enfermedades periimplantarias es el control de lo que se conoce como biofilm dental. 

En la boca se encuentran alrededor de 200 a 300 bacterias, además de otros muchos microorganismos como virus, protozoos y levaduras. Concretamente las bacterias bucales son las responsables de la producción de la placa dental, también conocida como biofilm, favoreciendo la adherencia de las bacterias en determinadas zonas para su multiplicación. 

A pesar de que la biopelícula dental es algo normal en la cavidad bucal, como parte del desarrollo de la flora bacteriana, un mal cuidado de la higiene podría conllevar a la formación de caries en los dientes y de enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis. 

Las nuevas tecnologías en odontología se centran en la búsqueda de medios efectivos para curar y combatir este tipo de problemas, tomando la prevención como principal referencia. Por el momento, los métodos más efectivos para el control de la biopelícula dental tienen dos vertientes: una mecánica y una química. 

Control mecánico del biofilm bucodental 

El control mecánico de la biopelícula dental se centra sobre todo en el uso del cepillo de dientes y otros accesorios para cubrir toda la superficie bucal donde se concentra el biofilm dental. 

Gracias al cepillado y al uso de la seda dental, cepillos interdentales y raspador lingual, es posible actuar frente al biofilm dental previniendo la aparición de enfermedades periodontales. Al mismo tiempo se obtienen mejores resultados en el mantenimiento de los implantes, evitando así cualquier problema periimplantario. 

Control químico del biofilm bucodental 

En cuanto al control químico, entra en juego el uso de dentífricos, geles, enjuagues bucales, y otros productos que eliminan de manera efectiva la formación de placa sobre los dientes y encías. 

Entre los ingredientes específicos para el control del biofilm dental destacan compuestos como la clorhexidina y el cloruro de cetilpiridiniousados habitualmente en colutorios y soluciones de enjuague bucal. 

Uso del cepillo de dientes eléctrico vs. manual 

En la búsqueda del mejor aliado para prevenir las enfermedades periodontales, muchos profesionales se han postulado de un lado o de otro ante la eterna duda de si es mejor el cepillo de dientes manual o el eléctrico. 

Hoy en día los cepillos eléctricos incorporan nuevas funciones que ayudan a un cepillado más eficiente, centrándose sobre todo en el tiempo y en la presión ejercida sobre dientes y encías. 

No obstante, el cepillo de dientes manual es una herramienta muy eficiente siempre que se use de manera adecuada. Por este motivo es más importante aprender a realizar un buen cepillado, sin importar qué tipo de cepillo sea el elegido para ello. 

Ante cualquier duda sobre la prevención o el tratamiento de las enfermedades periodontales, tu dentista o higienista son los mejores profesionales para encontrar la respuesta. 

BIBLIOGRAFÍA

¿Te ha gustado este artículo?
Valóranos

(Votos: 5 Promedio: 4)

0 comentarios
PRODUCTOS RECOMENDADOS
CEPILLO ELECTRICO KIN
Cepillo eléctrico KIN
Ver producto
CEPILLO ELÉCTRICO KIN: RECAMBIO TOTAL CLEAN
Cepillo eléctrico KIN: Recambio Total Clean
Ver producto
CEPILLO ELÉCTRICO KIN: RECAMBIO SENSITIVE
Cepillo eléctrico KIN: Recambio Sensitive
Ver producto
novedades tratamiento periodontal
Descubre nuestra

Leer más