¿Por qué me duelen los dientes cuando tengo caries?

Por qué me duelen los dientes con caries

Uno de los síntomas más comunes y también de los más temidos de la caries es el dolor que puede acompañar a esta patología bucodental. Con frecuencia, la caries pasa desapercibida hasta que las molestias son notables, y nos obligan a visitar al dentista con urgencia. 

La caries es una enfermedad muy común entre los niños, jóvenes y adultos, pero no tiene por qué ir acompañada de síntomas como el dolor. Solo cuando se ha descuidado la higiene bucodental y no se sigue una revisión odontológica regular, llegan a doler los dientes por efecto de la caries. 

Pero ¿por qué ocurre esto? ¿A qué se debe el dolor de dientes? ¿Todas las caries provocan dolor? Descubre qué peligros tiene no tratarlas a tiempo, y cómo aliviar el dolor de dientes cuando ha aparecido una caries. 

¿Qué es una caries? 

Se conoce como caries al daño en la superficie de los dientes producido por la acción de las bacterias bucales. Cuando el cuidado bucodental no es adecuado o suficiente, aparecen pequeñas aberturas u orificios en el esmalte dental, que poco a poco se van volviendo más grandes y penetrando hacia el interior de la pulpa del diente. 

Estas erosiones dentales se deben a la formación de biofilm sobre la superficie del esmalte. Las bacterias que viven en la boca se alimentan de los restos de alimentos, liberando ácidos que dañan esta capa más superficial del diente. 

El consumo de bebidas y alimentos azucarados y una limpieza dental deficiente son algunos de los factores que más influyen en la formación de caries. Si no son tratadas, pueden extenderse y afectar a las capas más profundas de las piezas dentales, provocando dolores intensos, infecciones e incluso la pérdida de dientes. 

Qué causa la caries 

La caries es un proceso que conlleva mucho tiempo de desarrollo. No aparecen de un día para otro, ya que precisan de la acción lenta pero continuada de las bacterias que habitan de manera natural la boca. 

Estas bacterias no tienen por qué ser perjudiciales para la salud dental si se controla su crecimiento. La acción de la propia saliva y el cepillado de los dientes después de cada comida bastan para mantener a raya la formación de biofilm dental que destruye el esmalte. 

Sin embargo, el tipo de alimentación y el estilo de vida actual juegan en contra del mantenimiento de los dientes. Son varias las causas que pueden provocar la aparición de caries. Entre ellas destacan las siguientes: 

  • Consumo frecuente de bebidas y alimentos que se pegan en los dientes. 
  • Ingesta continuada de azúcares. 
  • Sequedad bucal, sobre todo en adultos mayores. 
  • Retracción de encías, comenzando a formarse caries cerca de la raíz del diente. 
  • Falta de higiene bucal, o un uso inadecuado de los accesorios de limpieza. 
  • No acudir con la frecuencia necesaria a las revisiones del odontólogo. 

¿Por qué duelen los dientes con caries?

El dolor de dientes por caries está asociado sobre todo al consumo de bebidas frías o calientes, y de alimentos dulces o ácidos. Cuando la caries no es tratada, el daño puede penetrar al interior del diente alcanzando la dentina, tras destruir la capa protectora externa que es el esmalte. 

Justo debajo de la dentina se encuentra la pulpa, un tejido blando con gran cantidad de terminaciones nerviosas. Comúnmente se conoce como el ‘nervio del diente’, y cuando los estímulos externos pueden penetrar hasta su interior, hace que el tejido se irrite y duela. 

Con el paso del tiempo, las bacterias acceden al interior del diente y provocan una infección en los tejidos blandos internos. Cuando esto sucede, en lugar de un dolor agudo y temporal, la caries puede pasar a manifestar un dolor constante que no es posible calmar ni con analgésicos. 

¿Cuándo aparece el dolor de caries? 

El dolor de dientes por caries suele aparecer desde que el daño llega a la dentina, incrementando su intensidad en la medida que se acerca a la pulpa del diente. Mientras está atravesando el esmalte, la infección avanza sin ningún síntoma de molestia para el paciente. 

Es la pulpa la que contiene terminaciones nerviosas altamente sensibles al dolor. Ante determinados estímulos externos como la presión, el frío o el calor, la pulpa reacciona y puede molestar durante algunos segundos tras la eliminación del estímulo. 

A medida que la dentina es afectada por la acción de las bacterias de la caries, el área inflamada es mayor y el dolor puede ser más intenso. Por ello es imprescindible actuar lo antes posible, para limitar los daños y las molestias en el paciente. 

¿Por qué algunas caries dentales no duelen? 

La caries dental pasa por diferentes fases a medida que los tejidos del diente son afectados. Dependiendo de la fase, la caries cursa con o sin dolor, además de otros síntomas característicos. 

Cuando los hábitos de higiene oral son deficientes, el biofilm dental puede ocasionar diferentes problemas como la caries dental. En un primer estadio, la caries dental afectará exclusivamente al esmalte, en esta etapa la caries suele ser indolora y de tamaño pequeñoUna vez atravesado el esmalte, la caries llega a la dentina, donde ya se puede empezar a notar cierta sensibilidad, suele asociarse a un dolor intermitente y no tan intenso. 

La mejor forma de detectar una caries que no duele es acudir al dentista. Un profesional cualificado tiene la capacidad de descubrir cualquier daño en dientes o encías, desde los inicios de la acumulación de biofilm dental o formación de sarro para tratarlo a tiempo. 

Peligros de no tratar una caries a tiempo 

Además de las molestias que causa la pulpitis, o inflamación de la pulpa del diente consecuencia de la caries dental, los tejidos que la rodean se pueden infectar y ocasionar una infección periodontal, es decir, de los tejidos que sujetan y protegen al diente: la encía, el ligamento y el hueso. 

Si no se trata a tiempo, esto podría conllevar a la pérdida del diente afectado, pero y también a un daño importante en la propia encía. En casos severos, la infección podría pasar al torrente sanguíneo, extendiéndose por el resto del organismo. 

A pesar de que el proceso de infección del diente es lento, cuanto antes se detecte y se trate, mejores serán los resultados. 

Aun así, la prevención de la caries es siempre el mejor remedio para mantener los dientes totalmente sanos, de manera que puedan cumplir perfectamente con su función a pesar del paso del tiempo. 

¿Cómo evitar el dolor de caries? 

Como ya hemos indicado, la mejor opción para evitar el dolor de caries es controlar la aparición de esta patología. Queremos destacar 3 pautas muy importantes para extremar al máximo el cuidado de los dientes: 

Cuidar la higiene oral 

El cepillado de dientes después de cada comida es imprescindible para evitar la formación de biofilm que provoca la caries. Además del cepillo de dientes, el uso de seda dental, colutorios y otros accesorios de higiene bucodental son imprescindibles para limpiar toda la superficie de dientes y encías, impidiendo el desarrollo bacteriano. 

Cuidar la alimentación 

Evitar el consumo de alimentos ácidos o excesivamente azucarados ayuda a controlar la acción de las bacterias que provocan la caries. Este tipo de alimentos daña el esmalte dental, favoreciendo que se formen pequeños canales sobre la superficie de los dientes a través de los cuales pueden penetrar las bacterias hacia el interior. 

Acudir periódicamente al dentista 

Por mucho cuidado que tengas en mantener a raya la caries, no hay nada mejor que acudir al dentista para hacer una revisión completa. Solo un profesional puede detectar un proceso de caries incipiente, e incluso darte las pautas adecuadas si no estás llevando a cabo una correcta higiene bucodental adaptada a tus necesidades. 

Si el dolor de dientes es una preocupación para ti, comienza por cuidarte contra la caries con las mejores prácticas de salud bucodental. Ante cualquier duda, consulta con tu dentista qué recomendaciones puedes incorporar a tu rutina para que tus dientes estén más sanos y fuertes. 

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS
Guía de prevención y tratamiento de la caries dental
Descubre nuestra Guía de prevención y tratamiento de la caries dental

Leer más