Existen diferentes técnicas, sistemas y productos para conseguir el blanqueamiento dental. Dentro de estos métodos nos encontramos con pastas dentífricas blanqueadoras, geles, kits de blanqueamiento dental y, por supuesto, diferentes opciones, como la de realizar un blanqueamiento dental en casa o en la clínica dental.

El blanqueamiento dental es ideal para todas aquellas personas con encías y dientes sanos que desean mejorar la apariencia de su sonrisa. Si la tonalidad de las piezas dentales es amarillenta, los resultados son bastante más visibles. Sin embargo, este procedimiento cosmético no es recomendable para todo tipo de bocas.

Por ello, es importante que conozcas los tipos de blanqueamiento dental que existen y, con ayuda de tu dentista, seleccionar el más adecuado de acuerdo con tus necesidades.

 

Técnicas para lograr un blanqueamiento dental perfecto

Vamos a centrarnos en las tres técnicas más comunes a la hora de blanquear los dientes:

 

1. Blanqueamiento ambulatorio

Se realiza en casa con ayuda de una férula y un gel específico. Por supuesto, siempre bajo la vigilancia de tu dentista de confianza.

Este gel a base de peróxido de carbamida se aplica en la parte interna de la férula que ha de realizarse con anterioridad, de manera personalizada y que reproduce la forma de las piezas dentales del paciente. El producto activo solo actúa sobre los dientes naturales, sin dañar ni modificar anteriores restauraciones, puentes, coronas y empastes.

El resultado del blanqueamiento dental con esta técnica es limitado y temporal. Es decir, una vez alcanzado cierto grado de blanqueamiento, el gel deja de ser efectivo. Pasado un tiempo del tratamiento, es común que se produzca una pequeña recidiva de la tonalidad original. Por ello, suele recomendarse una sesión anual para mantener el blanco de los dientes. También puede ayudar a disminuir el grado de recidiva utilizar determinados productos blanqueadores de mantenimiento.

 

2. Blanqueamiento de una sola sesión en clínica

En este caso, se aplica un gel blanqueador que el especialista activa con luz pulsada. Esta técnica permite el blanqueamiento dental en una única sesión. El gel blanqueador puede estar compuesto por diferentes principios activos y será el profesional quien valorará cuál es más adecuado y eficaz para ti.

La sesión no llevará más de una hora y conseguirás una sonrisa varios tonos más clara.

 

3. Coadyuvantes del blanqueamiento o mantenimiento

En este caso, más que realizar un blanqueamiento dental, hacemos referencia al mantenimiento y correcta conservación de las piezas dentales con tonalidades más claras. Para ello, se emplea una pasta dentífrica blanqueadora de uso diario (pulido físico).

Según la decoloración de los dientes, el odontólogo especialista asesorará un tipo de blanqueamiento u otro para conseguir un resultado óptimo. Ninguna de estas técnicas es universal para todos los pacientes, ni cada persona necesita la misma concentración de agentes blanqueadores.

Por ello, es normal que los resultados del blanqueamiento dental varíen en función de la técnica y los productos empleados.

 

¿Cómo realizar un blanqueamiento dental en casa?

 

Una correcta rutina de higiene oral es fundamental para mantener el blanco natural de los dientes. Es conveniente no demorar la higiene oral más de 20 minutos después de consumir alimentos y bebidas, sobre todo aquellos que sabemos que producen tinciones, como el café o el té. Es de gran utilidad complementar la rutina de higiene bucodental con el uso de productos blanqueadores de mantenimiento.

En Laboratorios KIN contamos con varios productos específicamente diseñados para conservar el blanco de los dientes ya sea a través de agentes físicos o químicos. Por esto, ofrecemos a nuestros clientes las siguientes posibilidades:

  • FKD Blanqueadora: es una pasta dentífrica blanqueadora con bicarbonato micropulverizado, capaz de generar un pulido físico de la superficie del esmalte dental. Es de uso diario y tiene un efecto estético, por lo que no es necesaria receta para adquirirla ni requiere supervisión del dentista. Elimina progresivamente las manchas sin dañar el esmalte.
  • WhiteKIN paste dentífrica + gel: este blanqueamiento dental es de tipo profesional ambulatorio. Solo puede adquirirse en clínicas dentales ya que el blanqueador químico empleado requiere de la supervisión del odontólogo. El gel se ha formulado con peróxido de carbamida al 3%, un agente blanqueador altamente eficaz. Por su parte, la pasta dentífrica contiene un 5% de lactoperoxidasa, una enzima natural que acelera y potencia el efecto blanqueador además de proteger la mucosa oral. Puede ser utilizado como tratamiento y como mantenimiento.
  • WhiteKIN enjuague bucal: se trata de un enjuague coadyuvante en el tratamiento blanqueante. Lo encontrarás en farmacias y su uso no requiere supervisión del odontólogo.

Como ves, el abanico de posibilidades a la hora de elegir un blanqueamiento dental es bastante amplio. Te recomendamos consultar con tu dentista de confianza y, por supuesto, ayudarte con los productos KIN para mantener tu sonrisa sana y perfecta desde casa todos los días del año.

 

Bibliografía: