La gingivitis es una dolencia común entre adultos que cursa con inflamación y sangrado de encías y que puede llegar a ser muy molesta. Si no se tratara a tiempo, puede conllevar incluso a la pérdida de dientes. Por esta razón es muy importante saber identificar los primeros síntomas y así prevenir daños mayores. Para ello, hemos creado este sencillo y rápido test que te ayudará a detectar si puedes estar sufriendo gingivitis:

  1. ¿Te sangran las encías, sobre todo durante el cepillado?
  2. ¿Notas molestias o dolor en las encías al masticar, justo encima de los dientes?
  3. ¿Ves tus encías más rojas de lo habitual?
  4. ¿Sufres mal aliento?
  5. ¿Tienes la parte final de los dientes, junto a las encías, amarillenta o manchada?

Si has respondido a la mayoría de estas preguntas afirmativamente, es muy probable que sufras de gingivitis. En este caso, es importante que:

  • Acudas al odontólogo ya que seguramente necesitarás una terapia específica.
  • Evites el tabaco y el alcohol puesto que son componentes que agravan la dolencia.
  • Uses productos específicos, como nuestra marca GingiKIN B5, para combatirla.

Una vez goces nuevamente de una boca sana, ten muy en cuenta estos consejos para prevenirla en el futuro:

 

  • Unas encías sanas tienen un color rosado, rellenan por completo los espacios interdentales y no sangran al pasar el hilo dental durante el cepillado.
  • Es importante cepillarse los dientes 3 veces al día durante 2 minutos.
  • El cepillado debe ser suave, para no dañar las encías.
  • Al menos una vez al día, usar hilo dental o un cepillo interdental para eliminar la placa que queda entre los dientes y debajo de las encías.
  • Cepillarse también la lengua, pues es un lugar en el que se acumulan muchas bacterias.
  • Enjuagarse con un enjuague bucal con flúor al menos una vez al día.
  • Aunque no te duela nada, visita a tu odontólogo dos veces al año, ¡a la larga, tu salud bucal lo agradecerá!