Afecciones bucodentales

Papiloma bucal

El acrónimo VPH (o Virus del Papiloma Humano) identifica una clase vírica formada por más de 100 cepas de virus diferentes.

En la mayoría de los casos, las lesiones causadas por los virus pertenecientes a esta cepa son asintomáticas y tratables. Algunos ejemplos son las verrugas (que afectan a la piel de las manos y los pies o la cara), los condilomas y los papilomas que afectan a las mucosas genitales y bucales.

Por lo general, estas lesiones tienden a desaparecer espontáneamente. En otros casos, sin embargo, mutan a formas más graves y dan lugar a tumores.

Los virus que infectan las zonas genitales son los mismos que afectan a las mucosas de la boca. El cáncer de cuello uterino, por ejemplo, está causado por ciertos tipos de VPH.

El principal signo de la presencia del virus en la boca son los condilomas, pero hay que destacar que no todas las verrugas orales están causadas por el VPH.

¿Quieres formar parte de la familia KIN?
Únete a una comunidad dedicada a mejorar tu bienestar bucodental. Porque una boca sana es el inicio de un cuerpo saludable. Accede a consejos exclusivos, información de interés, así como promociones y sorteos especiales.
¡Únete a la Familia KIN!

¿Qué es el papiloma bucal?

El virus del papiloma (VPH) es una de las enfermedades víricas más conocidas y frecuentes en la población. En la mayoría de los casos es asintomática, al menos en una fase temprana.

La mayoría de la gente asocia el VPH con los condilomas genitales, el síntoma más frecuente del virus, o con el cáncer de cuello de útero, la enfermedad más grave que puede originar. Sin embargo, no todo el mundo sabe que también existen otras formas del virus del papiloma, ciertamente más raras, pero no menos problemáticas, como el papiloma bucal.

Desde el punto de vista etiológico, no hay ninguna diferencia real entre el virus del papiloma que puede causar condilomas genitales y la forma oral. El virus es el mismo, la diferencia radica únicamente en la localización de las lesiones, no tanto en su naturaleza.

Causas del virus del papiloma (VPH)

En la mayoría de los casos, el sistema inmunitario de la boca, especialmente vigilante porque esta se ve constantemente sometida a la presencia de bacterias y virus que llegan del exterior, lo bloquea sin provocar una infección.

Sin embargo, en el caso de cargas virales especialmente elevadas o de un contacto muy estrecho, o incluso en presencia de abrasiones o cortes preexistentes, el virus sobrevive y comienza a replicarse en las células, dando lugar a los siguientes síntomas en la boca o la faringe:

  • Dolor de garganta persistente.
  • Dolor en los oídos (porque la faringe está conectada al oído medio).
  • Dolor al tragar.
  • Desarrollo de úlceras en la boca.

La replicación del virus se produce dentro de las membranas mucosas, donde suelen desarrollarse lesiones ulcerosas que causan dolor y suelen representar una abrasión de las verrugas.

Las verrugas bucales son idénticas a las genitales, pero, a diferencia de éstas, están sometidas al roce continuo e irritante de la saliva y la comida.

En los casos más graves, en los que los síntomas pueden deberse a la presencia de cepas oncogénicas del VPH, responsables del cáncer de cuello uterino, también puede desarrollarse una neoplasia de garganta, cuyo tratamiento es bastante complejo.

Aunque se trata de un hecho poco frecuente, es una posible consecuencia de la infección por el virus del papiloma bucal.

El virus del papiloma bucal no es tan frecuente como el virus del papiloma genital, principalmente porque el sistema inmunitario de la boca es más eficiente.

Y es precisamente en el fortalecimiento del sistema inmunitario en lo que se basa el tratamiento y la prevención del papiloma bucal: cuanto más competente y eficaz sea el sistema inmunitario, menos probabilidades habrá de infectarse.

El sistema inmunitario desempeña un papel fundamental tanto para evitar contraer la infección como para afrontarla de la mejor manera posible, evitando que se desarrollen las peores consecuencias del VPH en la boca y la garganta.

Principales síntomas

El virus entra en el organismo por vía oral y, si la carga viral es lo suficientemente alta, es capaz de reproducirse dentro de las células epiteliales de la mucosa bucal. En teoría, el virus puede desarrollarse en varios lugares de la cavidad oral, aunque se detecta con mayor frecuencia en la faringe.

Los síntomas son inespecíficos, lo que contribuye a que el diagnóstico se realice cuando la infección ya está en una fase avanzada. Se puede observar dolor de garganta, dolor de oído (debido al canal de comunicación directo entre la faringe y el oído medio a través de las trompas de Eustaquio), dolor al tragar, a veces ronquera o, en cualquier caso, dificultad para hablar, y posiblemente incluso úlceras tanto en la cavidad oral como en la garganta.

Las lesiones son generalmente epiteliales y tienen la característica de ser muy dolorosas, ya que crean úlceras que no se curan, debido también al continuo paso de alimentos.

El dolor y las lesiones difíciles de curar son las consecuencias más graves a las que puede llevar el virus. En algunos casos raros, puede desarrollarse una neoplasia de garganta.

Tratamiento del papiloma bucal

El papiloma bucal es una lesión pedunculada y generalmente solitaria con pequeñas proyecciones digitiformes irregulares, que le dan su típico aspecto de coliflor.

Su color es rosado o blanco y su tamaño oscila entre unos pocos milímetros y 1-2 centímetros; el paladar blando y la lengua son los lugares donde aparecen con más frecuencia.

Los condilomas, en cambio, aparecen como excrecencias solitarias o múltiples, sésiles o pedunculadas, con una superficie lisa o puntiaguda. Se producen con mayor frecuencia en la parte posterior de la orofaringe, a nivel del dorso lingual, el paladar blando o el frenillo.

En ambos casos, se trata de lesiones causadas por la infección del VPH, que es el mismo responsable de los condilomas genitales y de las verrugas plantares. Los condilomas y papilomas en la lengua o el paladar rara vez se presentan como lesiones múltiples, en cuyo caso se asocian a estados de deficiencia grave del sistema inmunitario.

Las lesiones causadas por el virus del papiloma no son peligrosas en sí mismas, pero algunas variantes del VPH pueden degenerar en carcinoma. Por este motivo, siempre deben analizarse y eliminarse con láser.

Esta forma de cirugía mínimamente invasiva es rápida e indolora, y puede realizarse con anestesia local y sin ninguna precaución especial. El láser es ahora el tratamiento de elección para la mayoría de las patologías ORL.


Encuéntranos en:

En farmacia física:
Puedes comprar nuestros productos en tu farmacia más cercana.
Compra online:
Encuéntranos en tu tienda Online de confianza.

Prevención

La infección se transmite principalmente a través de las relaciones sexuales, por lo que es una de las enfermedades de transmisión sexual más extendidas.

Sin embargo, la transmisión también puede producirse por simple contacto físico, siempre que haya células víricas activas y abrasiones, cortes o laceraciones en la piel y/o las mucosas.

En teoría, también serían posibles otras formas de contagio, por ejemplo, si las manos sin lavar tocan las partes íntimas y luego se llevan a la boca, pero en la práctica son casos aún más raros, porque la saliva tiene una acción desinfectante, que bloquea de raíz la acción del virus. Para que se desarrollen lesiones en la boca, es necesario que haya una alta carga viral y un contacto bastante estrecho entre las dos mucosas.

Como suele ocurrir, los individuos inmunodeprimidos son los más susceptibles a la infección.

Más raramente, la infección por el VPH puede ser causada tras el contacto con objetos o superficies ya utilizados por personas infectadas.

Para prevenir las infecciones por el virus del papiloma, es necesario mantener unas sencillas normas de higiene:

  • En primer lugar, cuando se frecuentan zonas públicas como piscinas y vestuarios, es bueno mantener los pies secos y limpios y llevar zapatillas de goma.
  • Además, para evitar la propagación de las verrugas de las manos a la boca, es esencial evitar morderse las uñas.
  • Por último, es muy importante cuidar la higiene personal y acudir a revisiones periódicas con el dentista.

 

Más información y referencias

Guía de salud bucodental
Guía de ayuda

Guía de salud bucodental

Consultar

Preguntas frecuentes

El papiloma bucal es una degeneración epitelial de la mucosa bucal. Normalmente se presenta como una neoformación exofítica de aproximadamente 1 cm de diámetro con un aspecto granular o de coliflor. Suele localizarse en la lengua, el trígono retromolar o el paladar blando.

El papiloma es una de las enfermedades de transmisión sexual más extendidas.

Sin embargo, la transmisión también puede producirse por simple contacto físico. Para que se desarrollen lesiones en la boca, es necesario que haya una alta carga viral y un contacto bastante estrecho entre la mucosa y la persona u objeto infectado.

Se puede experimentar: dolor de garganta, dolor de oído (debido al canal de comunicación directo entre la faringe y el oído medio a través de las trompas de Eustaquio), dolor al tragar, a veces ronquera o, en cualquier caso, dificultad para hablar, y posiblemente incluso úlceras tanto en la cavidad oral como en la garganta.



Encuentra tu farmacia KIN más próxima

Contenidos que te pueden interesar