GUÍAS DE CONTENIDO KIN

Guía de salud bucodental

Una correcta salud bucodental asegura una mayor calidad de vida y una mejor conservación de las piezas dentales. En esta guía de lectura te damos algunas pistas para conocer los consejos y recomendaciones de los especialistas, así como los principales problemas derivados de los malos hábitos alimenticios y en la limpieza y cuidado de la boca. 

Guía de salud bucodental

1. La importancia de la salud bucodental

Prevención, diagnóstico y tratamiento son los tres pilares sobre los que debe asentarse una buena salud bucodental. Para reducir la incidencia de una afección bucal resulta fundamental la prevención y el cuidado diario desde la infancia. Una higiene bucodental constante y con productos de calidad reduce notablemente la prevalencia de caries en pacientes de todas las edades y condiciones. 

Una buena salud bucodental cumple una importante función estética ya que la boca, y más concretamente la sonrisa es nuestra mejor tarjeta de presentación. El cuidado de nuestra dentadura resulta vital para el cuerpo, tanto por su participación en los procesos alimentarios y digestivos, así como por su contribución en la comunicación humana.  

En esta guía te contamos una serie de consejos, recomendaciones y hábitos que te ayudarán a disfrutar de una salud bucodental de calidad.

Leer más

2. Rutinas de higiene

Cepillarse los dientes y el resto de la cavidad bucal cuidadosamente durante 2 o 3 minutos, como mínimo 2 veces al día, preferentemente después de las comidas y antes de acostarse es la mejor rutina de higiene, que además debemos inculcar a nuestros hijos desde pequeños. El cepillado debe incluir la lengua para eliminar las bacterias que se quedan en su superficie. 

La higiene se debe complementar con el uso de hilo dental o cepillos interdentales para eliminar los restos de alimentos y el biofilm dental en los espacios inaccesibles para los cepillos. El uso de un irrigador bucal también está muy recomendado para gozar de una buena salud bucodental. Gracias al irrigador se accede a la placa adherida a dientes y muelas en las zonas interdentales y en el borde de las encías, donde es más complicado acceder con el cepillado. El uso de irrigadores está especialmente indicado para aquellas personas con ortodoncia, implantes y pacientes con problemas de encías. Se recomienda su uso después del último cepillado del día. 

Por último, la utilización de enjuagues y colutorios bucales después de cada cepillado, permitirá el acceso a aquellas zonas de la boca a las que el cepillo no llega con efectividad. Ayudarán a eliminar la halitosis o mal aliento y contribuyen en la prevención de afecciones bucales como las úlceras o la periodontitis. 

Leer más

3. Hábitos

Para gozar de una buena salud bucodental hay que cumplir con las rutinas de higiene que acabamos de ver, pero también es importante conocer otra serie de conductas que pueden afectar a nuestra boca. El tabaco, la minuciosidad del cepillado o la alimentación juegan un papel clave para la buena salud de la boca. 

En el caso de una boca sana, una visita al dentista cada 6 meses será suficiente para detectar caries y otras enfermedades bucodentales y así evitar posibles problemas. Un complemento a esas visitas a la clínica dental, que poco a poco se va inculcando más en la población, es el cambio de cepillo de dientes cada tres o cuatro meses. 

El uso de férulas dentales para pacientes que aprieten mucho los dientes por la noche es otra conducta que pueden ayudar a mejorar la salud bucodental, además de contribuir a un mejor descanso. Otros hábitos a vigilar son la tendencia a abrir botellas o cortar plásticos con los dientes o el uso de cepillos duros.  

El cuidado de las piezas dentales también se realiza mediante el cambio de algunas conductas. Aquí vamos a analizar algunos de los hábitos y comportamientos recomendados para contar con una buena salud bucodental.

Leer más

4. Alimentación

El estado nutricional, así como la identificación de trastornos alimentarios del paciente es fundamental para la salud bucodental. Este estado lo determina nuestra alimentación, por lo que es vital en la detección y prevención de enfermedades. 

Algunos alimentos afectan más a la capa de esmalte o pueden provocan manchas en nuestros dientes, mientras que otros contribuyen a fortalecer nuestro sistema defensivo por lo que es necesario conocerlo. Una buena alimentación con pocos azúcares, mucho líquido y comida sana ayuda a disfrutar de una buena salud bucodental.

Leer más

5. Productos

Para acertar con la elección de la pasta dentífrica hay que fijarse en que contenga una cantidad adecuada de flúor y que se adecúe a la situación particular de cada individuo. El flúor más efectivo para la prevención de la caries es el tópico administrado de forma continuada. En cualquier caso, debemos consultar al dentista para que nos oriente sobre el que más nos convenga.

A la hora de elegir el resto de productos destinados a cuidar la salud bucodental, tales como cepillo, hilo dental o enjuagues, hay que ser igualmente cuidadoso y seguir las recomendaciones y consejos de los profesionales. Así acertaremos y sabremos cuándo se deben sustituir o qué modelo se adapta más a nuestras necesidades.

Leer más

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS

GUÍAS DE CONTENIDOS