GUÍAS DE CONTENIDO KIN

Guía de blanqueamiento dental

Lucir una sonrisa más bonita es posible hoy en día gracias a los nuevos tratamientos de blanqueamiento dental. ¿Qué técnicas existen en la actualidad para blanquear los dientes? ¿Cuáles son los resultados? ¿Existen efectos secundarios? Con esta guía de blanqueamiento dental resolvemos las dudas más frecuentes entre los usuarios.

guía de blanqueamiento dental

1. ¿Qué es un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental se ha convertido en uno de los tratamientos más solicitados en la consulta odontológica. A través de diferentes técnicas adaptadas a las necesidades de cada paciente, es posible conseguir dientes más blancos y brillantes en muy pocas sesiones.

Este tratamiento consiste básicamente en la aplicación de una sustancia blanqueadora sobre los dientes, aplicando a continuación un activador que puede ser una lámpara o un láser para promover el blanqueamiento de dichas piezas dentales. Al mismo tiempo es imprescindible proteger la encía y los tejidos blandos alrededor del diente, evitando así posibles daños e irritaciones.

2. Tipos

Los blanqueamientos dentales pueden diferenciarse según su modo de aplicación en 3 tipos: de aplicación domiciliaria o en casa, de aplicación en la clínica dental y de aplicación combinada.

Si bien los resultados obtenidos son prácticamente los mismos, el tratamiento siempre debe estar dirigido por un odontólogo que será el responsable de indicar la pauta de tratamiento que crea más conveniente, tras evaluar el perfil de cada paciente.

Leer más

3. En casa

También conocido como blanqueamiento dental con férulas, es un tipo de tratamiento que se puede seguir fácilmente en casa. Consiste en la colocación de férulas dentales en cuyo interior se aplica el gel blanqueador.

Estas férulas se pueden llevar a lo largo del día, pero sobre todo son recomendables para usar por la noche. De una manera más paulatina, se van notando los efectos en los dientes, estos van cambiando su aspecto hacia un color cada vez más blanco.

4. En la clínica

De manera más rápida y efectiva, en la clínica se suelen aplicar tratamientos blanqueadores más potentes. Tras la aplicación del gel blanqueador, se utiliza una lámpara LED de luz fría que activa su poder cambiando el tono del diente.

Previa aplicación de este tratamiento es necesario hacer una revisión odontológica para descartar cualquier problema de salud en dientes y encías. Es recomendable hacer una limpieza profesional antes de comenzar con el blanqueamiento, permitiendo así que los productos penetren mejor en el esmalte dental.

5. Combinado

Combinando las ventajas del tratamiento en la clínica y en casa, este tipo de blanqueamiento para los dientes es el más utilizado en la actualidad. Implica una técnica más completa, comenzando por la activación del blanqueador en la consulta del dentista.

Tras este, el paciente notará los efectos paulatinos del tratamiento utilizando férulas con gel blanqueador en casa. A través de revisiones periódicas es más fácil lograr la tonalidad del diente deseada, limitando los posibles efectos adversos.

6. Interno

Las técnicas de blanqueamiento dental pueden clasificarse en blanqueamientos vitales o no vitales, de acuerdo con la condición de los dientes sobre los cuales se vaya a realizar el tratamiento.

La más conocida y habitual es el blanqueamiento vital, se suele aplicar en lo que se conoce como dientes vitales y abarca por lo general a todos los dientes que forman parte de la sonrisa. Mientras que el blanqueamiento dental interno o blanqueamiento no vital, se suele realizar en un solo diente que ya no tiene nervio tras haberse sometido a una endodoncia.

Con el tiempo la pieza dental puede oscurecerse y, para corregir el color se realiza un blanqueamiento interno introduciendo el producto blanqueante en el interior. Este se deja actuar un máximo de una semana según el tono de la pieza, hasta obtener el color deseado.

7. Efectos secundarios

El blanqueamiento de los dientes es un proceso absolutamente seguro, siempre que se realice bajo supervisión de un odontólogo cualificado. Los productos utilizados para blanquear los dientes no provocan efectos secundarios ni dañan el esmalte.

El único efecto secundario que se podría detectar en algunos pacientes es el aumento de la sensibilidad dental justo después de la aplicación del producto. Esta sensación es pasajera y suele desaparecer en pocas horas o días. No obstante, el uso de dentífricos desensibilizantes resulta de gran utilidad para tratar estos síntomas temporales.

8. ¿Cuáles son sus resultados?

El resultado del blanqueamiento dental dependerá de las necesidades de cada paciente. Partiendo de un tono base que varía según la persona, es posible disminuir varios niveles, logrando unos dientes visiblemente más blancos y brillantes.

Esta variación del color se aprecia en tan solo unos días. Desde la primera sesión la mayoría de los tratamientos tienen una alta efectividad, y, una vez logrado el objetivo, es recomendable hacer un mantenimiento de ese blanqueamiento dental cada seis meses o un año, para asegurar el mantenimiento de los resultados.

9. ¿Cuánto dura?

Los efectos del blanqueamiento de los dientes no duran para siempre. El esmalte puede volver a oscurecerse o mancharse como consecuencia de la edad o por la ingesta de determinados alimentos y bebidas.

Una vez terminado el tratamiento, los dientes se pueden mantener blancos durante más tiempo si se cumple con unos hábitos de higiene adecuados. Cepillando los dientes correctamente, evitando alimentos que coloreen el esmalte dental, y haciendo un mantenimiento del blanqueamiento, el efecto durará toda la vida.

10. ¿Cada cuánto se puede hacer?

No existe un límite en cuanto al número de tratamientos blanqueantes que se puede realizar un paciente. Gracias a los nuevos sistemas totalmente seguros para la integridad y la salud del diente, es posible repetir el tratamiento siempre que sea necesario.

Encuentra más información sobre tratamientos de blanqueamiento dental y resuelve todas tus dudas para mantener una sonrisa más blanca y saludable con KIN.

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS

GUÍAS DE CONTENIDOS