GUÍAS DE CONTENIDO KIN

Guía de prótesis e implantes dentales

Ante la pérdida de piezas dentales, en la actualidad existen tratamientos dentales cada vez más efectivos que consiguen reemplazarlas para asegurar una completa funcionalidad de la dentadura. Analizamos todos los detalles sobre las prótesis e implantes dentales a través de esta completa guía.

PROTESIS

1. Prótesis dentales

Una prótesis dental es un elemento artificial que se coloca en el interior de la cavidad bucal para sustituir una o varias piezas dentales. Gracias a estas prótesis, se logra la recuperación total de la estética y la funcionalidad de la dentadura tras la pérdida de la pieza original.

El dentista, junto al experto en prostodoncia, conocido como protésico dental, son los encargados de realizar el estudio de la boca y analizar las necesidades de cada paciente, así como de la creación personalizada de la prótesis y su posterior colocación, trabajando en equipo para conseguir el mejor resultado.

2. Tipos de prótesis dentales

Según las necesidades de cada paciente, existen dos tipos principales de prótesis dentales: fijas o removibles. Dentro de cada uno de estos grupos, las prótesis fijas y prótesis removibles se diferencian también en varios tipos.

Mientras que las prótesis fijas quedan unidas permanentemente a la cavidad oral, asegurando una mayor comodidad a la hora de masticar y hacer vida normal, las prótesis removibles son más fáciles de limpiar, ya que se pueden retirar fácilmente. También existen prótesis híbridas que se pueden retirar en algunos casos especiales, y las clásicas dentaduras postizas totalmente movibles.

3. Materiales protésicos

Los materiales de fabricación de las prótesis dentales pueden variar según el tipo de pieza a sustituir y la utilidad que le dará el paciente. Los más comunes son la porcelana, la resina y el circonio. Cada uno tiene sus propias ventajas y estará recomendado ante situaciones diferentes.

De forma habitual, las prótesis removibles se hacen con resina, utilizando refuerzos metálicos para su sujeción. Las prótesis fijas necesitan mayor resistencia, y para ello se utiliza la cerámica como principal material. El material más fuerte, y por lo tanto más caro, es el circonio, cada vez más utilizado para prótesis dentales fijas por su apariencia estética más natural.

4. Limpieza de la prótesis dental

La limpieza de la prótesis dental, tanto si es fija como removible, es tan importante como la higiene completa de la cavidad bucodental. Para ello, basta con hacer un buen cepillado usando idealmente un cepillo de prótesis y acompañar la limpieza con el uso de productos como tabletas o soluciones limpiadoras especialmente formulados para el cuidado e higiene protésico, con el fin de eliminar los restos de alimentos y la acumulación de bacterias.

Además del cepillado, es necesario completar la higiene de la prótesis con el uso de la seda dental o los cepillos interdentales. También reforzar la higiene bucal con el uso de colutorios para enjuagarse la boca, y por supuesto, hacer una revisión periódica en el dentista para hacer una limpieza completa y detectar posibles problemas bucodentales que se puedan tratar a tiempo.

5. Implantes dentales

A diferencia de las prótesis, los implantes dentales son piezas que se colocan en sustitución de un diente natural cuando este se ha perdido. Resulta una solución más rápida y sencilla para recuperar la funcionalidad de las piezas dentales perdidas, usada con mayor frecuencia en personas jóvenes y adultos mayores.

En ocasiones los implantes y las prótesis dentales son dos términos que se confunden, pero que dentro de la práctica odontológica presentan muchas diferencias entre sí. Con la finalidad de encontrar el tratamiento más adecuado, será el dentista quién recomendará la mejor opción para cada paciente.

Leer más

6. ¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es un producto sanitario constituido por un tornillo habitualmente de titanio insertado en el hueso alveolar, presente en el maxilar superior e inferior. Sobre esta pieza que reemplaza la raíz del diente se asienta el diente nuevo, que será el sustituto del diente perdido.

En definitiva, la finalidad de la colocación del implante dental cubre la función estética y funcional de un diente natural que se ha tenido que eliminar por su destrucción o deterioro por una enfermedad o traumatismo.

7. Cirugía de implantación dental

Para la correcta colocación del tornillo de titanio es necesario recurrir a una cirugía. A través de este procedimiento se descubre el hueso alveolar, retirando el tejido de la encía, e insertando el tornillo de manera precisa.

En una segunda fase de la operación, cuando la herida de la encía se ha recuperado, se hace la instalación de la corona, que es la parte visible con un aspecto similar al diente. Una vez terminado el proceso, la base de la corona queda bien fijada al hueso y cubierta con la encía, cicatrizando correctamente el tejido alrededor de ella.

8. Tipos de implantes dentales

Como cada paciente tiene unas necesidades diferentes, y no siempre es posible seguir el mismo tipo de procedimiento según las condiciones físicas iniciales, existen dos tipos de implantes dentales. La diferencia entre ambos es la colocación del tornillo de titanio, que puede situarse a una mayor o menor profundidad en el hueso alveolar.

Por un lado, están los implantes endoóseos u osteointegrados, colocados en el interior del hueso para una mayor fijación. Este tipo de implante es el utilizado con mayor frecuencia actualmente. Sin embargo, aunque menos utilizado, cuando un paciente tiene una altura ósea mínima debido a un desgaste del hueso alveolar y tampoco puede optar por una prótesis removible, la alternativa son los implantes subperiósticos o yuxtaóseos, que consisten en la colocación de un marco de metal en el hueso justo por debajo del tejido de las encías.

9. Materiales para implantes dentales

Al igual que ocurre con la fabricación de prótesis dentales, para los implantes se usan diferentes tipos de materiales de alta dureza. Teniendo en cuenta que son piezas fijas que van integradas directamente en el hueso, los materiales deben ser duraderos, con una consistencia similar a la de la raíz del diente natural.

Para ello hay dos opciones muy utilizadas: los implantes de circonio y los de titanio. Mientras que los implantes de circonio presentan una mayor biointegración y excelente asimilación por parte de los tejidos de la encía, los implantes de titanio son más económicos y moldeables, también con una alta biocompatibilidad.

10. ¿Cuánto dura un implante dental?

Los implantes dentales tienen una durabilidad estimada de entre 15 y 25 años según el material elegido. No obstante, hay varios factores a tener en cuenta a la hora de calcular cuánto tiempo aguantará intacto el tornillo instalado en la raíz de la corona dental.

Para asegurar una mayor longevidad, es imprescindible la correcta higiene dental diaria. Mantener saludable la encía y al resto de tejidos que rodean el implante dental alarga la durabilidad de este para cumplir su función diaria.

11. Limpieza de implantes dentales

Los restos de alimentos y la placa bacteriana se acumulan por igual en los implantes dentales y en los dientes naturales. Estos también se dañan con el paso del tiempo, por lo que resulta muy importante cepillarlos a diario después de cada comida, asegurando una completa limpieza.

Es recomendable utilizar un cepillo de dientes y un dentífrico adecuados, así como los accesorios de higiene interdental recomendados, entre los que se encuentran la seda o los cepillos interproximales. En algunos casos, puede quedar un pequeño espacio entre la corona y el tejido interproximal por lo que hay que prestar especial atención para eliminar el biofilm dental empleando herramientas específicas para la limpieza de las prótesis e implantes como el irrigador dental.

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS

GUÍAS DE CONTENIDOS