El cuidado de la salud bucodental de los niños comienza desde muy temprano.  

Antes de la erupción de los dientes de leche es recomendable iniciar con algunos cuidados simples como el uso de una gasa para limpiar las encías y mucosas del bebé, después de sus comidas y antes de dormir.  

Una vez hayan salido los primeros dientecitos, ha de iniciarse el hábito del cepillado. Lo ideal es utilizar un cepillo de dientes pequeño, existen distintos modelos disponibles en el mercado, seguro podrás encontrar alguno que sea cómodo y seguro.  

Hasta que ellos aprendan a hacerlo por sí mismos, los padres son los principales responsables del cepillado de dientes en niños. Es en estos primeros pasos donde los niños adquieren buenos hábitos de salud, convirtiéndolos en una rutina que repetirán cada día durante el resto de su vida. 

Es importante conocer, que el correcto desarrollo de los dientes de leche puede prevenir posibles alteraciones en la masticación, incluso problemas en el habla, así como alteraciones en el recambio dentario tras la caída de estos y la salida de los dientes definitivos. 

¿Cuándo y cómo empezar el cepillado dental en los niños?

Una de las primeras preguntas que se hacen los padres, es a qué edad se debe iniciar el cepillado de los dientes. 

Incluso antes de que comience con la dentición, es necesario seguir una higiene bucal adecuada desde los primeros meses de vida del bebé. Los padres pueden limpiar las encías del bebé con una gasa húmeda para evitar que aparezcan caries nada más salir los dientes. 

Hasta la edad de los 3 años y desde la salida de los primeros dientes, se debe usar un cepillo de dientes infantil con una cantidad pequeña de pasta fluorada. Basta con cepillar los dientes del bebé dos veces al día, de manera suave e incidiendo en las piezas dentales que ya han asomado, además de cubrir toda la superficie de la encía con el cepillo o el dedo. Enseñándole poco a poco y formando en él un hábito de cuido bucodental.  

¿Qué tipo de cepillos son mejores para los pequeños?

Existen varios tipos de cepillos de dientes infantiles adaptados a las diferentes etapas y necesidades de cada pequeño. A partir de la erupción de la primera pieza dental, se puede utilizar un cepillo pequeño con filamentos suaves, cambiando a un cepillo más adecuado a medida que el niño crece y gana más autonomía. 

Cepillos manuales para niños

El cepillo de dientes KIN Infantil es un cepillo adaptado a las necesidades de los más peques, entre 2 y 6 añosIndicado para el cuidado de los dientes de leche, presenta un cabezal mupequeño y redondeado, con filamentos extra suaves para un fácil acceso. Proporcionando junto a la técnica de cepillado correcta, una higiene completa y delicada. 

Este cepillo es perfecto para que los niños aprendan cómo conseguir un cepillado correcto de los dientes por sí mismos. Es muy ligero y fácil de sujetar, además de presentar un diseño muy atractivo para los peques. 

A partir de los 6 años, cuando aproximadamente se produce la erupción de los primeros molares definitivos, es recomendable utilizar un cepillo dental junior. Ecepillo de dientes KIN Junior cuenta con un cabezal en forma triangular, para llegar hasta el fondo de la boca y hacer una limpieza completa. Indicado hasta los 12 años, este cepillo de dientes es pequeño y muy manejable. Sus filamentos de Tynex ® con puntas redondeadas no dañan el esmalte y protegen las encías, mientras los niños continúan mejorando su técnica rutinaria de cuidado bucodental. 

Cepillos eléctricos para niños

Otra alternativa para el cepillado correcto de los dientes en niños son los cepillos de dientes eléctricos. El cepillo eléctrico KIN está indicado a partir de los 4 años, ayudándoles a completar la higiene bucal de una manera más sencilla. 

Una ventaja que ofrecen los cepillos de dientes eléctricos frente a los manuales, son sus cabezales extrapequeños, capaces de llegar donde no llega el cepillo manual, con movimientos oscilantes que logran una limpieza exhaustiva de cada pieza dental por separado. 

Técnica de cepillado para los más pequeños: paso a paso

El cepillado correcto de los dientes de los niños se debe hacer después de cada comida, asegurando una duración entre 2 y 3 minutos para una higiene completa. Hasta que los niños sean capaces de hacerlo por ellos mismos, los padres pueden ayudarles, supervisando a los pequeños. Poco a poco los niños van adquiriendo más autonomía en su cuidado bucodental. 

Aplicar pasta de dientes en el cepillo

Comenzamos aplicando una pequeña cantidad de dentífrico infantil. La cantidad sería la correspondiente a un grano de arroz para niños menores de 3 años y, a partir de los 3 años, utilizar una cantidad de pasta dentífrica equivalente al tamaño de un guisante. 

Cepillado de la cara anterior de los dientes

El cepillado dental comienza por la parte más externa de los dientes, haciendo movimientos de arriba abajo desde los dientes anteriores en dirección a los dientes posteriores. Este paso debe repetirse en ambos lados de las filas dentales, tanto en los dientes de arriba como en los de abajo. 

Cepillado de la cara posterior de los dientes

Una vez que se ha limpiado la cara anterior, seguimos con la cara posterior de los dientes, cepillándose desde dentro hacia fuera. Se cubren ambas arcadas dentales haciendo movimientos de vaivén desde las muelas hasta los dientes delanteros. 

Cepillado de la superficie de masticación

La técnica anterior se repite también sobre la superficie de masticación de las muelas, comenzando con movimientos circulares para retirar todos los restos de comida, y, terminando con movimientos de vaivén desde las piezas posteriores hacia las anteriores. 

Uso de otros productos de higiene oral

Para completar una correcta higiene bucal, los niños pueden utilizar otros productos específicos de higiene oral como colutorios, seda dental o cepillos interdentales. El uso de estos, a edades tempranas, debe ser siempre supervisado por un adulto. 

Productos KIN para los niños 

KIN cuenta con una amplia gama de productos de higiene bucal infantil adaptados a la edad y las necesidades de cada niño. Según la etapa de crecimiento en la que se encuentren, la línea de productos KIN Infantil y la línea KIN Junior cuentan con una composición específica para asegurar una correcta higiene en todas las etapas de la edad infantil 

Dentro de la gama KIN Infantil, encontramos lpasta de dientes FluorKIN Infantil pasta de dientes FluorKIN Calcium para peques a partir de su primer año de edad. El enjuague bucal FluorKIN Infantil enjuague bucal FluorKIN Calcium perfectos para completar la limpieza bucal en niños a partir de 5 años. 

A partir de los 6 años de edad, el dentífrico FluorKIN Junior contiene la cantidad necesaria de flúor para proteger los dientes de los pequeños. Junto a este producto, encontramos el enjuague bucal KIN Junior para prevenir la aparición de caries infantil, protegiendo la boca de los niños con una combinación adecuada de flúor y xilitol. 

Tan importante como el cepillado correcto para los dientes de los peques, es el uso de productos y accesorios de higiene bucal adaptados a sus necesidades. Proporcionar a los niños las herramientas necesarias para el cuidado de sus dientes les permitirá adquirir buenos hábitos de higiene para reproducir el resto de sus vidas. 

Bibliografía

Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Región – COEM 

Consejo General de Dentistas 

Facultad de Odontología – Universidad Complutense de Madrid 

Sociedad Española de Odontopediatría 

Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral 

Sociedad Española de Odontología Infantil Integrada 

HealthyChildren.org 

Relevancia clínica del cepillado dental y su relación con la caries – Salvador Pita-Fernandez & Col. 

Conocimiento sobre la salud bucodental y evaluación de higiene oral antes y después de una intervención educativa en niños de 9-10 años – Bosch Robaina & Col.