¿Cómo mantener el aliento fresco?

Aliento fresco

Se conoce como halitosis o mal aliento al conjunto de olores desagradables que emergen de la cavidad oral. Este es un problema bastante común en los adultos y jóvenes, que buscan diferentes soluciones para mantener un aliento fresco que no les impida hacer vida normal.

En la mayoría de los casos, la halitosis tiene su procedencia en la boca. Es aquí donde se acumulan las bacterias que forman una delgada capa de biofilm sobre los dientes, las encías, la lengua y otros tejidos blandos, empeorando la situación cuando no se realiza una correcta higiene bucodental.

¿A ti también te preocupa la halitosis y quieres mantener tu aliento fresco y sin malos olores? Toma nota de estos consejos profesionales para conseguirlo de una manera efectiva.

La importancia del aliento fresco

El aliento fresco se relaciona con una buena salud bucodental. Al contrario, cuando hay un problema de halitosis, es que algo no va bien en la cavidad oral.

Por este motivo no debemos pasar por alto el mal aliento. No se trata solo de un detalle que pueda provocar un complejo cuando los demás lo notan. La halitosis va mucho más allá, y es un indicador de un sobrecrecimiento bacteriano en la boca, así como posibles problemas digestivos u otorrinolaringólogos. ¡Es necesario actuar ante cualquier pequeño indicio!

Descubre nuestros productos para el cuidado bucal diario

Mantén una boca saludable con rutinas de cuidado diario.

Ver productos
CUIDADO BUCAL DIARIO

¿Cuánto dura el aliento fresco?

El aliento fresco debe durar todo el día. Para ello hay que mantener una higiene bucodental periódica a lo largo de la jornada, eliminando los restos de alimentos después de comer, para que estos no queden a disposición de las bacterias que tenemos de manera natural en la cavidad oral.

En la mayoría de los casos, la halitosis procede de la descomposición de los alimentos que producen las bacterias y suele estar relacionada con el sobrecrecimiento microbiano, que, si no es tratado correctamente, podría desembocar en problemas como la caries o inflamación de las encías.

Realizar una correcta técnica de cepillado y hacer uso de los productos de higiene y cuidado bucodental adecuados, es más que suficiente para limitar la aparición de halitosis, y así disfrutar de un aliento fresco durante más tiempo.

¿Por qué tengo mal aliento si me lavo los dientes?

Además de la acción de las bacterias bucales, hay otros motivos, aunque mucho menos frecuentes, de aparición de mal aliento. Uno de los problemas que nos impiden tener un aliento fresco incluso con el cepillado frecuente es la sequedad bucal.

La saliva tiene varias funciones, entre las que destaca la neutralización de la acidez para la protección de los dientes y encías. Gracias a la saliva, las bacterias bucales lo tienen más difícil para desarrollarse.

Pero si existe una condición de xerostomía, o una menor producción de saliva, la halitosis puede aparecer. Además, la falta de aliento fresco se relaciona con la presencia de caries y problemas periodontales, infecciones respiratorias, problemas gastrointestinales, y ciertos hábitos poco saludables como la ingestión de alimentos que provocan mal olor, alcohol o tabaco.

Consejos para conseguir un aliento fresco

¿Qué puedo hacer para mantener un aliento fresco cuidando la salud bucal y general al mismo tiempo? Estos son los consejos que nos dan los expertos en higiene bucodental para prevenir y tratar la halitosis:

Cepíllate los dientes

El cepillado diario es la clave para eliminar los restos de alimentos y evitar la formación de biofilm dental. Es importante hacerlo siempre después de cada comida, pero sobre todo por la mañana, después de comer y antes de ir a dormir por la noche.

Mantén una correcta técnica de cepillado, cubriendo la superficie de dientes y encías. No te olvides de limpiar también la lengua, donde se acumulan gran parte de las bacterias responsables del mal aliento. Y al terminar, limpia y desinfecta el cepillo de dientes. Es importante que recuerdes renovar tu cepillo cada 3 meses.

Uso de hilo dental

Combina el cepillado con el uso de hilo o seda dental, cepillos interproximales u otros accesorios para llegar al espacio entre los dientes donde no acceden las cerdas del cepillo. Justo entre los dientes y debajo de la línea de las encías es donde se acumulan más restos de alimentos sin darnos cuenta.

Enjuagues bucales y sprays para el mal aliento

Además de un dentífrico con el contenido de flúor adecuado, puedes completar tu higiene bucal con un colutorio o enjuague. La línea de KIN Fresh es especial para prevenir y tratar el mal aliento, con un spray que consigue eliminar la halitosis que perdura tras el cepillado. ¡Úsalos a diario!

Hidratación

Asegúrate de tomar suficiente agua para que tu boca esté bien hidratada, previniendo los síntomas de sequedad o xerostomía. Decántate sobre todo por agua o infusiones naturales, eliminando o limitando el consumo de café, refrescos y otras bebidas poco saludables.

Alimentación adecuada

Sigue una alimentación sana y equilibrada, cuidando la salud de tu sistema digestivo. Evita los alimentos con olores fuertes que interfieran en un aliento fresco, así como comidas que puedan resultar pesadas para el estómago.

Visita al dentista

Por último, e igualmente importante, no dejes de visitar a tu dentista al menos una vez al año. Si además notas que tu aliento no es tan fresco como de costumbre, pide cita de inmediato para detectar cualquier problema a tiempo y empezar cuanto antes con el tratamiento correspondiente.

Disfrutar de un aliento fresco no es solo cuestión de estética, sino también de salud. Por suerte, en la mayoría de los casos, los problemas de halitosis se combaten fácilmente con tan solo corregir los hábitos diarios que nos ayudan a cuidar nuestra salud bucodental.

BIBLIOGRAFÍA

¿Quieres formar parte de la Familia KIN?

Accede a contenidos exclusivos.

PRODUCTOS RECOMENDADOS
Guía de salud bucodental
Descubre nuestra Guía de salud bucodental

Una correcta salud bucodental asegura una mayor calidad de vida y una mejor conservación de las piezas dentales. En esta guía de lectura te damos algunas pistas para conocer los consejos y recomendaciones de los especialistas, así como los principales problemas derivados de los malos hábitos alimenticios y en la limpieza y cuidado de la boca. 

Leer más