Primera revisión dental en niños

Primera Revisión Dental

La caries dental es una de las enfermedades crónicas más frecuentes entre los niños. Debido a la falta de higiene bucodental o a unas malas prácticas en el cuidado de los dientes de leche, los niños presentan cada vez más posibilidades de desarrollar algún tipo de problema bucodental. ¿Cómo se puede evitar esto? La clave está en no prolongar demasiado la primera revisión dental en los niños.

La odontopediatría es la rama dentro de la odontología que se centra en la atención de las diferentes enfermedades bucodentales que se producen a edades tempranas. Tanto o más importante que en los adultos, los niños también deben acudir al dentista con frecuencia para cuidar su dentición temporal y asegurar una correcta formación de los dientes definitivos.

¿Cuándo hacer la primera revisión dental en niños?

A la hora de decidir cuándo es más conveniente hacer la primera revisión dental en niños, si bien los odontopediatras proponen distintos momentos, nunca se debe ir más allá de los tres años.

Así, algunos recomiendan que los niños deben pasar por su primera revisión tras la erupción de los primeros dientes de leche, entre los 6 meses y el primer año de edad.

Otros expertos, sin embargo, consideran que es recomendable esperar a los 3 años de edad cuando el bebé ya ha completado su dentición, compuesta por los 20 dientes de leche.

No obstante, los buenos hábitos de salud oral e higiene bucodental son responsabilidad de los padres y deben comenzar a inculcarse incluso antes de la aparición de los dientes de leche. Es de suma importancia que los bebés mantengan las encías y dientes limpios después de cada comida, para evitar la aparición de caries, cada vez más frecuente en bebés lactantes.

¿Cada cuánto tiempo deben acudir los niños al dentista?

No hay que esperar a que el bebé tenga algún problema dental para comenzar con sus revisiones en el dentista. Con el fin de prevenir la caries, asegurar una correcta erupción de los dientes, y controlar la formación de los huesos maxilares y mandibulares, los bebés deberán acudir al dentista en su primer año de vida, y repetir las revisiones cada 6 meses.

Si bien las pautas de seguimiento en el dentista para los adultos se pueden prolongar hasta 12 meses, acudiendo un mínimo de 1 vez al año, la boca de los niños cambia tan rápidamente que es necesario hacer un seguimiento más exhaustivo.

En este periodo de tiempo, un profesional cualificado en odontopediatría es capaz de detectar de manera temprana, o de indicar a los padres las mejores pautas para prevenir diferentes patologías como las caries y anomalías en la formación de los maxilares y las piezas dentales del bebé.

Cuidado de los dientes de leche en niños

El cuidado de la salud bucodental de los niños difiere ligeramente del que siguen los adultos. Los padres no siempre conocen cuáles son los hábitos de higiene que necesitan los pequeños, o no saben cómo ayudarles a implementarlos en su rutina diaria.

Desde el cepillado de los dientes de leche, el comienzo del uso de la seda dental y el colutorio, qué tipos de productos son los más indicados para niños, y cómo debe hacerse la administración del flúor, son algunas pautas que los odontopediatras enseñan a los padres para que estos puedan comunicarlas de la mejor forma a sus hijos.

Aunque los dientes de leche son provisionales y se caerán a lo largo de la infancia, los niños más pequeños también pueden desarrollar caries, con las molestias y el dolor que ello conllevaría.

Además, los daños en los dientes de leche y las infecciones en las encías afectan de manera directa a la correcta formación y erupción de los dientes definitivos que cada persona tendrá para el resto de su vida.

¿Cómo son las primeras consultas con el dentista para los niños?

La consulta en el dentista infantil transcurre de manera similar a las revisiones odontológicas de los adultos. En una primera consulta, el profesional deberá ganarse la confianza del bebé, haciéndole sentir seguro en un proceso que se convertirá en algo habitual a lo largo de su infancia.

Una vez que el bebé se sienta cómodo y seguro, acompañado en todo momento por sus padres o cuidadores, el dentista procederá a hacer la revisión de los dientes y encías. A través de la observación directa de la cavidad bucal del bebé, podrá detectar posibles problemas, y evaluar la salud bucodental general del pequeño.

En base a las necesidades de cada niño, el odontopediatra hará las correspondientes observaciones dirigidas a los padres. Estas van encaminadas a que los adultos responsables del cuidado de la salud de los pequeños aprendan correctamente las pautas de higiene a seguir y cómo transmitirlas al niño a medida que crezca y pueda encargarse del cepillado y cuidado de sus propios dientes.

Si el niño tiene algún mal hábito a la hora de lavarse los dientes, es el momento de corregirlo a tiempo para evitar futuros problemas.

Cuando un niño acude por primera vez al dentista para tratar una caries o porque siente dolor, la experiencia será más desagradable para él, y puede recordar la visita al dentista en un futuro como algo negativo.

Recomendaciones para ir al dentista con niños

El miedo al dentista que pueden padecer algunos bebés o niños es un sentimiento infundado que procede de alguna mala experiencia. Para evitar que los pequeños sufran durante las revisiones periódicas, y con el fin de hacer más agradable la visita al odontopediatra, hay algunas recomendaciones que pueden seguir los padres:

  • Fomenta que el niño tenga una buena relación con su odontopediatra encontrando a un profesional que sea compatible con su personalidad.
  • Prepara al pequeño antes de la visita del dentista, explicándole la importancia de acudir a la revisión y en qué consiste el procedimiento.
  • Evita inculcar tus miedos al dentista a los niños.
  • Acude con antelación a la cita, escogiendo un horario en el que el niño vaya descansado.
  • Hazle partícipe en todo momento de los diferentes procedimientos, para favorecer que se sienta seguro.
  • Recompénsalo por un buen comportamiento tras la consulta, expresando orgullo o con un pequeño obsequio.

Descubre más consejos para que los niños pierdan el miedo a ir al dentista que te ofrecemos en el blog de KIN. Poniéndolos en práctica, la primera revisión dental de cualquier niño se convertirá en una aventura de lo más agradable.

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS
Cepillo Junior Rojo Blister
Cepillo KIN Junior
Ver producto
Fluor KIN Junior Anticaries 75ml
FLUORKIN JUNIOR Pasta dentífrica
Ver producto
FLUORKIN INFANTIL Pasta dosificador
Ver producto
guía de higiene bucal infantil
Descubre nuestra Guía de higiene bucal infantil

Leer más