Ortodoncia fija vs. Ortodoncia invisible para adultos

ortodoncia-fija-invisible

Cada vez son más los adultos que se animan a lucir una sonrisa perfecta y mostrar una dentadura alineada que no fue corregida durante su infancia. En la actualidad existen diferentes tipos y técnicas de ortodoncia que nos permiten poder hacerlo de forma cómoda y sencilla.

Podemos encontrar distintas opciones en función de nuestras necesidades y objetivos, como las técnicas de ortodoncia fija tradicionales y los nuevos tipos de ortodoncia invisible removible. No hay ningún tipo de ortodoncia que sea mejor que otra y la elección de una determinada técnica dependerá de los problemas a corregir y de las preferencias de cada paciente. Lo más adecuado, es que sea un ortodoncista quien realice las recomendaciones sobre las ventajas y desventajas de cada una de ellas.

Cualquier tipo de ortodoncia tiene la misma finalidad, corregir los dientes y huesos de la boca que se encuentren en posición incorrecta. Un tratamiento de ortodoncia va mucho más allá de la mera cuestión estética, ya que evita y previene problemas bucodentales como, por ejemplo, el desgaste de los dientes por una mala mordida, una mala respiración o incluso la desfiguración del rostro. Los tratamientos de ortodoncia son aconsejables en personas que presenten problemas de mala oclusión dental (cualquier grado de contacto irregular de los dientes del maxilar superior con los del maxilar inferior).

Con respecto a la edad límite para iniciar un tratamiento de ortodoncia podemos decir que, si bien lo más común es realizar este tipo de intervenciones odontológicas en niños a partir de los 12 años, cualquier adulto entre 20 y 70 años puede someterse al mismo tratamiento en función de sus necesidades.

Problemas que corrige la ortodoncia en adultos

El trabajo que realiza un ortodoncista no es solamente un tratamiento estético de la boca de sus pacientes. Una mala alineación de los dientes conlleva diferentes tipos de patologías que pueden ser prevenidas y corregidas mediante ortodoncia.

Entre los principales problemas que la ortodoncia puede corregir en los adultos destacan los siguientes:

  • Mala posición de las piezas dentales.
  • Diastema o presencia de espacios entre piezas dentales.
  • Dientes apiñados debido a la falta de espacio en la arcada dental.
  • Mordida cruzada: cuando los dientes de la arcada superior quedan por detrás de los dientes inferiores.
  • Mordida abierta: cuando los dientes frontales o posteriores no están en contacto debido a la existencia de arcada superior, dejando así un gran espacio entre los dientes superiores e inferiores.
  • Sobremordida: cuando los dientes superiores cubren verticalmente los dientes inferiores.
  • Línea media desplazada: cuando la línea media de los dientes superiores no coincide con la de los dientes inferiores.
  • Problemas de apnea del sueño: cuando el paciente tiene problemas respiratorios debido a una mala posición de los dientes.

Como podemos comprobar, además de lograr una sonrisa perfecta y mucho más estética, los pacientes que se someten a un tratamiento de ortodoncia consiguen una correcta colocación de las piezas dentales, y mejoran su salud, así como su calidad de vida.

Tipos de ortodoncia

En función del momento en que se lleve a cabo la técnica de ortodoncia podemos encontrar los siguientes tipos:

  • Ortodoncia preventiva. Ortodoncia enfocada a llevar a cabo pequeñas correcciones en los dientes, así como a controlar malos hábitos y disfunciones.   
  • Ortodoncia interceptiva. Se suele llevar a cabo en niños durante la dentición temporal (de leche) o mixta, entre los 6 y 10 años, y está indicada para corregir las alteraciones incipientes de mala oclusión. Tiene una finalidad de modificación ósea, contribuyendo de manera positiva al desarrollo de una dentición permanente armoniosa, funcional y estética. 
  • Ortodoncia correctiva. Habitualmente se realiza en edad juvenil y adulta para resolver un problema existente de mala oclusión, de morfología y de estética facial.  

Técnicas de ortodoncia

Técnicas de ortodoncia fija

Esta técnica de ortodoncia no puede ser retirada por el paciente en ningún momento. Está indicada para malas posiciones, dientes rotados, cerrar espacios dentarios y mala oclusión.

Existen varios tipos, en función del material que se emplea en el aparato y el lugar de la boca donde va situado. Los más habituales son:

  • Brackets metálicos. Es el tipo de ortodoncia fija más tradicional. Son los más resistentes a mordeduras e incluso golpes. Permiten corregir toda clase de problemas de alineación, mordida y posición de los dientes. La principal desventaja de los brackets metálicos es su aspecto, que al ser de metal llaman la atención y son poco estéticos.
  • Brackets de cerámica. El material empleado permite que el diseño sea más estético frente a los aparatos metálicos habituales. Además, es posible su colocación sólo en los dientes frontales y permite combinarlos con el sistema tradicional para que los brackets metálicos queden ocultos.
  • Brackets de zafiro. Son los más discretos y resultan casi invisibles. Producen menos molestias por su menor tamaño, lo que redunda en menos rozaduras en encías y en la parte interior del labio. Además, al ser de zafiro son muy resistentes.
  • Ortodoncia lingual. Un tipo de ortodoncia invisible que se coloca en la parte interna de los dientes, reduciendo de esta forma los problemas estéticos. Cada bracket se fabrica a la medida de cada diente, teniendo como base una reproducción exacta de la superficie lingual sobre la que se va a colocar. Esta técnica es menos duradera que una ortodoncia tradicional. Otro de los factores a su favor es que permite una mejor higiene durante todo el tratamiento.

Técnicas de ortodoncia removible

Una ortodoncia removible permite que el paciente pueda retirarla, por ejemplo, para comer o cepillarse los dientes. Como en el caso de la ortodoncia fija, la ortodoncia removible necesita un seguimiento por parte de un ortodoncista. Es el caso de la ortodoncia invisible, unas férulas transparentes de plástico duro que se cambian cada varios días.

Esta técnica se basa en la colocación de alineadores transparentes, prácticamente imperceptibles, que se renuevan habitualmente cada dos semanas. Cada funda se fabrica específicamente para realizar un movimiento concreto y progresivo de los dientes y así colocarlos en la posición que se necesite. A medida que se cambie de alineador, los dientes se van moviendo hasta que la corrección sea total.

Ventajas e inconvenientes de la ortodoncia fija

Los tradicionales brackets de la ortodoncia fija son el sistema más utilizado todavía en la actualidad debido a su gran relación calidad precio logrando muy buenos resultados. Ofrecen las siguientes ventajas:

  • Hoy en día, los nuevos sistemas han evolucionado tanto, que resultan mucho más cómodos de llevar, evitando la fricción y las molestias.
  • Además de los clásicos brackets metálicos, se utilizan materiales más discretos como la porcelana o el zafiro que se camuflan con el color del diente.
  • Un tratamiento con brackets suele tener menor duración que otras técnicas de ortodoncia, lo que acortaría considerablemente el tiempo que se tarda en realizar el procedimiento completo.

También tienen una serie de inconvenientes:

  • Resultan más visibles y por lo tanto más antiestéticos.
  • No se pueden quitar para lavarse los dientes o comer.

Ventajas e inconvenientes de la ortodoncia invisible

La nueva ortodoncia invisible ha supuesto toda una revolución en el mundo de la odontología. Muchos adultos que nunca se habían animado a llevar brackets por cuestiones principalmente estéticas, por fin han dado el paso para corregir esas pequeñas imperfecciones. 

La ortodoncia invisible ofrece las siguientes ventajas: 

  • Pasa totalmente desapercibida.
  • Es muy cómoda.
  • Permite retirarla por el paciente para su limpieza y para comer.
  • Se cambia cada dos semanas.
  • Muy higiénica debido al fácil cepillado.
  • Permite practicar deportes de contacto.
  • Permite mantener una estética y ritmo de vida que requieren pacientes con mucha vida social o de reuniones y viajes constantes.
  • No interfiere en la rutina diaria.
  • Menos problemas con llagas y rozaduras

Como inconvenientes podemos señalar:

  • Esta técnica de ortodoncia es la más cara del mercado.
  • Los tratamientos suelen durar más.

Nunca es tarde para lucir una sonrisa perfectamente alineada y más saludable. Para ello debemos contactar con profesionales de la ortodoncia y dar con el tratamiento más adecuado para nuestro problema, escogiendo entre las nuevas técnicas de ortodoncia fija o la ortodoncia invisible. El tipo de ortodoncia que elijamos dependerá de factores como el estado actual de nuestra dentadura, la duración que queramos que tenga el tratamiento y nuestras posibilidades económicas.

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS
kin orthonet
KIN Orthonet
Ver producto
guía de ortodoncia
Descubre nuestra Guía de Ortodoncia

Leer más