¿Cómo conseguir unos dientes más blancos?

Cómo conseguir dientes blancos

Lucir una sonrisa blanca y brillante se ha convertido en la última tendencia en el mundo de la estética. Con el fin de mantener unos dientes más blancos, conservando el tono natural del esmalte dental, son varios los consejos que nos ofrecen los profesionales en odontología para poner en práctica de manera individual. 

El estilo de vida actual, en el que hay un elevado consumo de bebidas y alimentos que tiñen los dientes (como el café, el té, el vino y algunos refrescos) favorece la aparición progresiva de manchas en los dientes, volviendo el esmalte cada vez más amarillo. Con el paso del tiempo, la sonrisa se va apagando, de manera que la dentadura se aleja del ideal estético que deseamos conseguir. 

¿Por qué se manchan los dientes? ¿Es normal tener una sonrisa extremadamente blanca? ¿Cómo conseguir unos dientes más blancos sin dañar el esmalte dental? Respondemos a todas tus preguntas para que mantengas tu dentadura siempre saludable y brillante. 

La tonalidad de nuestros dientes

La tonalidad de los dientes suele variar de una persona a otra. El color viene determinado por factores genéticos. El tono de los dientes está marcado por el color de la propia dentina. 

La dentina es el tejido interno de los dientes. Se encuentra protegida por el esmalte dental, un tejido de alta dureza y resistencia que presentan una tonalidad blanca. Con el paso del tiempo, el esmalte tiende a desgastarse en un proceso que es absolutamente normal. 

Al entrar en contacto con determinadas sustancias que colorean el esmalte, los dientes se van volviendo amarillos, con un color más apagado, y la capa se va haciendo más fina por el desgaste. 

El color natural de los dientes viene definido por la edad de la persona, por el tipo de pieza dental, los cuidados recibidos, la raza, el color de piel, y otros factores externos. 

Unificar el tono para que todos luzcan la misma sonrisa blanca es imposible. Sin embargo, las actuales técnicas de blanqueamiento dental permiten la recuperación del tono inicial del esmalte, y son muy útiles para aclarar el color natural del propio diente. 

¿Por qué se manchan los dientes?

Las manchas dentales son pequeñas imperfecciones que van apareciendo poco a poco en la superficie del esmalte. Son múltiples los motivos por los que los dientes se manchan, pero entre los más frecuentes podemos destacar los siguientes: 

  • Higiene bucal deficiente. 
  • Consumo de alimentos y bebidas con colores intensos. 
  • Tabaquismo. 
  • Determinados tratamientos médicos que afectan la integridad del esmalte. 
  • Traumatismos dentales. 

Las manchas en los dientes pueden ser superficiales, más fáciles de tratar, o producirse en las capas más profundas del esmalte. 

¿Por qué se ponen los dientes amarillos?

Los dientes se vuelven amarillos debido al proceso de envejecimiento natural del esmalte dental. Cuando la capa externa que protege el diente se va desgastando, deja la dentina al descubierto poco a poco, con una coloración más amarillenta. 

De manera genética, hay personas que tienen unos dientes más blancos, y otras que presentan una coloración ligeramente amarilla. Esto es totalmente normal, y se debe a la composición mineral del esmalte en cada persona. 

No obstante, si los dientes no se cuidan adecuadamente, tienen mayor tendencia a sufrir un envejecimiento prematuro, amarilleándose antes de tiempo. 

¿Quieres evitar que tus dientes se vuelvan amarillos? La clave está en cuidarlos desde la infancia y a lo largo de toda la vida. ¡Es mucho más sencillo de lo que crees! 

Trucos para dejar los dientes blancos

Como ya hemos visto, la coloración de los dientes es un proceso natural que se da con la edad. Es imposible mantener siempre la misma tonalidad blanca perlada en las piezas dentales a medida que nos hacemos mayores. Pero hay algunos trucos que te pueden ayudar a mejorar el aspecto de tu sonrisa. 

Los tratamientos de blanqueamiento dental se han puesto de moda en los últimos años. Estos consisten en la aplicación de un producto que actúa sobre el esmalte eliminando las manchas para lograr una coloración más blanca y brillante. 

Muchos de estos tratamientos se realizan en la clínica dental para obtener los mejores resultados. También hay otros que se pueden llevar a cabo en casa. 

¿Quieres sabes qué tipos de blanqueamientos dentales existen y en qué consiste cada uno? Descúbrelo a través de este enlace en el blog de KIN. 

Si bien los tratamientos blanqueantes más efectivos son los llevados a cabo en la clínica dental, hay otros productos de higiene bucodental totalmente seguros y efectivos que se pueden utilizar en casa. Entre ellos destacan los dentífricos y enjuagues bucales con propiedades blanqueadoras para el esmalte dental. 

Productos recomendados para lucir unos dientes más blancos

En la actualidad existen muchos tipos de pastas de dientes con función blanqueadora para conseguir una dentadura más blanca y brillante. No todas son igual de efectivas, y algunas incluso pueden ser dañinas para el esmalte dental, con una formulación poco adecuada para el cuidado de los dientes. 

La pasta dentífrica FKD Blanqueadora KIN es un producto apto para uso diario. Contiene bicarbonato sódico micropulverizado, que ayuda en la eliminación progresiva de las manchas, recuperando o manteniendo el blanco natural del esmalte. 

Gracias a su formulación suave, no daña el esmalte y es respetuosa con las encías. Contiene flúor en una cantidad adecuada para la prevención de caries. 

Consejos para mantener los dientes blancos

Además del uso de productos blanqueantes para los dientes, si quieres lucir una dentadura más saludable y blanca hay otros consejos básicos que puedes poner en práctica a diario: 

Cepillado dental

Realiza el cepillado de los dientes correctamente siempre después de cada comida. Este debe ser completo, evitando que la suciedad y las manchas se acumulen sobre el esmalte con el paso del tiempo. 

El uso de hilo dental (o de cepillos interdentales) y colutorios son una ayuda extra para mantener a raya la placa bacteriana. Evita que los dientes pierdan su tonalidad natural con estas sencillas prácticas. 

Visitas frecuentes al dentista

Es inevitable que con el paso del tiempo el esmalte dental sufra determinados daños. Por ello es tan importante realizar una visita anual al dentista, así como una higiene profesional más profunda con cierta periodicidad. 

El odontólogo podrá detectar a tiempo cualquier problema en dientes y encías, dándote las recomendaciones precisas para ponerle solución temprana. Ir al dentista no es solo cuestión de estética. Hazlo sobre todo por tu salud oral. 

Dieta saludable para los dientes

Seguir una dieta equilibrada, rica en alimentos saludables para los dientes es de vital importancia. El esmalte y la dentina de la dentadura necesitan un correcto aporte de vitaminas, minerales y otras sustancias beneficiosas que incluyen de manera directa en su aspecto y coloración. 

Evita el consumo de alimentos y bebidas que provocan la coloración de los dientes, así como la formación de caries y la acumulación de sarro por exceso de alimentos azucarados y ácidos que acaban por amarillear los dientes. 

El abanico de posibilidades a la hora de conseguir unos dientes más blancos es muy amplio. Consulta con tu dentista o tu farmacéutico cuáles son los productos más adecuados para blanquear los dientes, manteniendo tu sonrisa sana y perfecta todos los días del año. 

BIBLIOGRAFÍA

PRODUCTOS RECOMENDADOS
guía de blanqueamiento dental
Descubre nuestra Guía de blanqueamiento dental

Leer más