Afecciones bucodentales

Liquen plano oral

El liquen plano oral es un trastorno inflamatorio crónico que afecta a las membranas mucosas del interior de la boca.

Esta patología se sustenta en una reacción autoinmune, mediada por linfocitos T citotóxicos dirigidos contra las células de la mucosa oral, por razones que aún no se conocen del todo. Sin embargo, parece haber varios factores predisponentes o agravantes.

El liquen plano oral afecta con mayor frecuencia al interior de las mejillas y la lengua, de forma bilateral.

Puede presentarse en forma de manchas blancas o de hilos, zonas de tejido enrojecidas e inflamadas o llagas abiertas. Estas lesiones pueden causar ardor, dolor u otras molestias.

¿Qué es el liquen plano oral?

El liquen plano oral (o estomatitis liquenoide) es una enfermedad inflamatoria benigna de la cavidad oral.

Es una enfermedad dermatológica que afecta a la piel, a las mucosas genitales y a las de la cavidad oral, y que se caracteriza por una erupción inflamatoria recurrente y pruriginosa. La mucosa oral se ve afectada en aproximadamente el 50 % de los casos; las lesiones orales pueden aparecer sin lesiones cutáneas.

Formas de liquen plano de la boca

El liquen plano oral puede presentarse de tres formas distintas:

  • Liquen plano oral reticular: es la forma más común y se manifiesta como una red de líneas blanquecinas dentro de las mejillas o en la lengua. Las lesiones pueden causar molestias y dar la sensación de que las membranas mucosas son ásperas, gruesas o rígidas; sin embargo, muchos pacientes informan de que no tienen molestias.
  • Liquen plano oral erosivo: aparece como zonas erosionadas y rojizas, a menudo dolorosas al comer alimentos picantes, ácidos y duros. Esta forma de liquen plano oral es especialmente frecuente en las encías.
  • Liquen plano oral ulceroso: puede parecerse a una lesión cancerosa.

Causas

Las causas del liquen plano oral aún se desconocen, pero se sabe que la inflamación se desencadena por un ataque mediado por el sistema inmunitario contra las células de las mucosas de la boca. Esto podría indicar un trastorno inmunológico subyacente, así como factores genéticos podrían estar involucrados. Sin embargo, para determinar la etiología exacta, se necesitan más pruebas científicas.

¿Qué desencadena el liquen plano oral?

Una hipótesis sostiene que las lesiones del liquen plano oral están asociadas a una predisposición genética, vinculada, en particular, a los polimorfismos de las citoquinas Th1, que facilita el desencadenamiento de una respuesta inmunológica de las células T a un cambio antigénico inducido en el epitelio.

La inflamación subyacente al liquen plano oral puede ser desencadenada por diversos agentes químicos o biológicos y ciertos fármacos, entre los que destacan: los β-bloqueantes, los AINE, los inhibidores de la ECA, las sulfonilureas, los antimaláricos, la penicilamina y las tiazidas.

Recientemente, se han notificado asociaciones con la insuficiencia hepática relacionada con la hepatitis C, la cirrosis biliar primaria y otras formas de hepatitis. El estrés también puede estar implicado en la inducción de manifestaciones que empeoran o tienden a repetirse. Entre los supuestos factores etiológicos del liquen plano oral se encuentran también las lesiones en la boca, las infecciones y las reacciones alérgicas a los materiales utilizados en odontología. Sin embargo, estas causas no han sido plenamente confirmadas.

Factores de riesgo

Cualquier persona puede desarrollar liquen plano oral, pero es más común en las mujeres de mediana edad, que se ven afectadas dos veces más que los hombres. Sin embargo, el liquen plano oral es raro en los niños.

Ciertos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar liquen plano oral, como tener un trastorno que disminuya la inmunidad o tomar ciertos medicamentos, aunque se necesitan más estudios científicos para confirmarlo.

Síntomas

El liquen plano oral afecta a las membranas mucosas de la boca con lesiones que tienen las siguientes características:

Apariencia

Las lesiones del liquen plano oral pueden aparecer como:

  • Lesiones reticuladas, en forma de encaje, blanquecinas y lineales (estrías de Wickham).
  • Puntos rojos e hinchados.
  • Llagas abiertas.

Ocasionalmente, puede aparecer una forma de liquen plano erosivo en la que el paciente desarrolla úlceras orales superficiales, a menudo dolorosas y recurrentes, que, si son duraderas, en algunos casos se convierten en malignas.

Ubicación

Las lesiones de liquen plano oral pueden aparecer en el interior de las mejillas (lugar más común de afectación) o en:

  • Mucosa gingival de zonas edéntulas.
  • Márgenes de la lengua.
  • Parte interna de los labios.

Es posible que las lesiones blancas o en forma de hilos no causen molestias cuando aparecen en la parte interna de las mejillas, pero muchos pacientes experimentan un aumento de la sensibilidad e informan de que no toleran las bebidas y los alimentos ácidos, picantes o con sabores fuertes. Sin embargo, el dolor en las membranas mucosas orales es poco común.

Por lo tanto, los síntomas que acompañan a la presentación de liquen plano en forma de puntos rojos o hinchados y a las llagas abiertas pueden ser:

  • Sensación de ardor o dolor.
  • Sensibilidad a los alimentos calientes, ácidos o picantes.
  • Sangrado e irritación al cepillarse los dientes.
  • Inflamación de las encías (gingivitis).
  • Puntos dolorosos y engrosados en la lengua.
  • Molestias al hablar, masticar o tragar.

Presentación

La aparición del liquen plano oral puede ser repentina o gradual. En cualquier caso, la evolución crónica es frecuente, por lo que se alternan períodos de remisión con agudizaciones de la enfermedad.

Tratamiento

El liquen plano oral es una enfermedad crónica que no tiene cura, por lo que el tratamiento se dirige principalmente a controlar los síntomas y se centra en facilitar la curación de las lesiones graves y reducir el dolor u otras molestias. El médico controlará la enfermedad para determinar el tratamiento adecuado o, si es necesario, suspenderlo.

Si el liquen plano oral no causa dolor ni molestias y solo hay lesiones blancas y de tipo blando, es posible que no necesite ningún tratamiento. En cambio, para los síntomas más graves, suelen estar indicadas una o varias de las siguientes opciones de tratamiento, que difieren según la localización y la extensión de la enfermedad.


Encuéntranos en:

En farmacia física:
Puedes comprar nuestros productos en tu farmacia más cercana.
Compra online:
Encuéntranos en tu tienda Online de confianza.

Gestión de los factores desencadenantes del liquen plano oral

Si el médico sospecha que el liquen plano oral puede estar relacionado con un factor desencadenante específico, como un fármaco, un alérgeno o el estrés, puede aconsejar sobre cómo tratarlo. Por ejemplo, puede indicar un cambio de medicación, consultar a un alergólogo o dermatólogo para que le hagan más pruebas, o aprender técnicas de gestión del estrés.

Tratamiento sintomático

Se aconseja el uso de geles tópicos que actúen como hidratantes de la mucosa oral y que contengan en su composición ingredientes que favorezcan la reparación del tejido, como el aloe vera o el ácido hialurónico.

En el caso de cursar con aftas de gran tamaño, es recomendable el uso de antisépticos orales como la clorhexidina en forma de enjuague bucal, para disminuir el riego de complicaciones.

Los inmunomoduladores como los corticosteroides (tópicos o inyectables) y los inhibidores de la calcineurina, siempre utilizados localmente, pueden utilizarse para mejorar las lesiones más graves y reducir el dolor. Sin embargo, sus efectos a largo plazo todavía se están investigando.

La lidocaína puede ayudar a aliviar los síntomas de las úlceras erosivas. Otras opciones de tratamiento incluyen los corticosteroides sistémicos.

El liquen plano oral erosivo puede responder a la dapsona oral, la hidroxicloroquina o la ciclosporina. También pueden utilizarse enjuagues con soluciones de ciclosporina e inmunosupresores por vía oral.

Prevención del liquen plano oral

No existen verdaderas pautas a seguir para reducir la incidencia del liquen, sobre todo porque se desconoce la verdadera causa; sin embargo, partiendo de la base de que los factores predisponentes pueden ser muchos e interactuar entre sí, algunas pequeñas modificaciones del estilo de vida pueden ser útiles:

  • Reducir los periodos de mucho estrés, ya que el sistema inmunitario puede ser más susceptible a estímulos de diversa índole.
  • Prestar especial atención a cualquier lesión nueva, sobre todo si produce picor, y vigilar su evolución.

Evitar, en caso de picor, agravar la situación con el rascado repetido.

Más información y referencias

Guía de salud bucodental
Guía de ayuda

Guía de salud bucodental

Consultar

Preguntas frecuentes

El liquen plano oral afecta con mayor frecuencia al interior de las mejillas y la lengua, de forma bilateral. El liquen plano oral puede presentarse en forma de manchas blancas o en forma de láminas, áreas de tejido enrojecidas e inflamadas o llagas abiertas. Estas lesiones pueden causar ardor, dolor u otras molestias.

El liquen plano suele curarse espontáneamente al cabo de uno o dos años, aunque a veces persiste durante más tiempo, sobre todo si está afectada la cavidad oral. Los síntomas son recurrentes en un 20 % de las personas. Puede ser necesario un tratamiento prolongado cuando aparezca la erupción.

Generalmente se realiza una biopsia. Si se diagnostica el liquen plano, deben considerarse las pruebas de laboratorio para evaluar la función hepática y la posible infección por los virus de la hepatitis B y C.



Encuentra tu farmacia KIN más próxima

Contenidos que te pueden interesar

¿Quieres formar parte de la Familia KIN?

Accede a contenidos exclusivos.