La crisis del coronavirus ha provocado que muchas clínicas dentales se hayan visto obligadas a dejar de ofrecer su atención dental habitual, encontrándose muchas de ellas cerradas o parcialmente abiertas y atendiendo únicamente casos de urgencia debido al alto riesgo que corren sus profesionales, quienes trabajan utilizando dispositivos que en la cavidad oral del paciente generan aerosoles y además lo hacen a una distancia menor de un metro de la boca de sus pacientes.

Ante esta situación, durante el confinamiento, no debemos dejar de lado nuestra salud bucodental, ya que en estos momentos la prevención es clave para evitar tener que visitar de urgencia a nuestro dentista.

A continuación, presentamos 6 consejos para mantener una buena higiene bucodental durante el confinamiento domiciliario:

 

 

1. Cepilla tus dientes al menos tres veces al día

 

Desde pequeños hemos escuchado más de una vez este consejo. Sin embargo, a veces, nuestro ajetreado ritmo de vida hace que nos cueste cumplirlo. En estos momentos, el hecho de teletrabajar o pasar más tiempo en casa puede ser una buena oportunidad para dedicar tiempo a nuestra higiene bucodental y establecer la rutina de cepillar nuestros dientes después de cada comida.

Es importante cepillarse correctamente los dientes siguiendo una buena técnica de cepillado:

  • Coloca el cepillo formando un ángulo de 45º con la encía.
  • Realiza suaves movimientos vibratorios, de adelante hacia atrás, para masajear y favorecer la salud de la encía.
  • Para terminar de limpiar la zona, realiza un barrido en dirección vertical hacia la lengua, limpiando toda la superficie del diente.
  • No debes olvidar cepillar todas las superficies de los dientes (las exteriores, las interiores y las masticatorias, estas últimas con movimiento circular).
  • Establece un orden en el cepillado que evite dejar áreas de la boca sin cepillar.
  • Para eliminar las bacterias y mantener el aliento fresco, es recomendable cepillar también la lengua.

Durante la cuarentena, se puede tender a comer más entre horas, por lo que cada vez que picotees, recomendamos cepillarte los dientes inmediatamente después o, al menos, enjuagarte la boca con abundante agua.

Por último, hemos de tener presente que, para alcanzar una óptima higiene bucodental, es importante complementar el cepillado con el uso de enjuague bucal e hilo dental.

 

 

2. Cuida tu dieta

 

Uno de los efectos contraproducentes de la cuarentena es que produce altos niveles de ansiedad, lo cual se traduce en una mayor ingesta de alimentos que, por lo general, no estamos acostumbrados a ingerir.

Esta situación ocasiona que nuestros dientes estén continuamente expuestos sobre todo a azúcares. Los ácidos resultantes producidos por la fermentación de los alimentos ricos en azúcar por parte de las bacterias presentes en la placa dental aceleran el proceso de desmineralización del esmalte de los dientes, aumentando el riesgo de sufrir caries dental.

Por lo tanto, además de cepillarse bien los dientes, es importante mantener una dieta sana y equilibrada, teniendo especial cuidado con aquellos alimentos que contienen altas cantidades de azúcar (como por ejemplo bollería industrial, golosinas, cereales, refrescos azucarados, etc.) y, en la medida de lo posible, disminuir o controlar su ingesta.

 

 

3. Usa productos de higiene bucodental que contengan flúor

 

En muchas ocasiones, al comprar productos de higiene bucal, se cree que todos cumplen con su finalidad. No obstante, en la actualidad hay muchos productos en el mercado que no contienen el principal componente para prevenir la caries dental: el flúor.

El flúor ayuda al proceso de remineralización del esmalte de los dientes, haciéndolos más resistentes y evitando la formación temprana de caries. Además, es un agente antibacteriano por lo que ayuda a prevenir la proliferación de bacterias en la boca.

Es por ello por lo que recomendamos que, antes de efectuar la compra de una pasta o enjuague, revises que entre sus ingredientes se encuentre el flúor.

 

 

4. Cuida y educa a los más pequeños de la casa

 

En este tiempo de cuarentena hay que estar muy atentos a los niños en el hogar para que no sufran accidentes o caídas que les puedan ocasionar fuertes impactos en la boca.

De igual forma, esta situación de confinamiento es una excelente oportunidad para educar a los más pequeños sobre la importancia del buen cuidado bucal, cerciorarse de que utilizan una técnica correcta de cepillado y fomentar buenos hábitos de higiene bucal.

 

 

5. Visita a tu dentista una vez que finalice la cuarentena

 

Al culminar la cuarentena, recomendamos acudir a tu dentista para realizar un chequeo del estado actual de tu salud bucodental y poder descartar oportunamente cualquier tipo de patología oral que haya podido surgir.

 

 

6. No obstante, ante cualquier alteración bucal llama a tu dentista

 

Incluso si la clínica está cerrada o solamente atiende en caso de emergencia, tu dentista puede brindarte orientación telefónica e indicarte si tu caso es urgente o puede esperar al levantamiento de la cuarentena.

 

 

Síguenos: Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram.